moaña

CEL 2 – FCB 2. Tropiezo del Barcelona que puede significar una liga

Redacción: Rubén López

Imagen: elintrasports

Empate del Barcelona (2-2) ante el Celta en Balaídos, donde el conjunto vigués fue muy superior a los culés durante la mayoría del partido. Los goles celestes fueron obra de Smolov y Aspas, mientras que el autor de los tantos visitantes fue Luis Suárez por partida doble.

El conjunto celeste salía de inicio con un 5-3-2 con Rubén Blanco en portería; defensa formada por Kevin Vázquez y Jacobo González debutando en este partido, en el eje de la zaga estuvo Aidoo, Jorge Saénz y Araujo; el centro del campo fue el compuesto por Brais Méndez, Okay, Denis Suárez y arriba la dupla Aspas-Smolov.

El conjunto de Quique Setién formó con un 4-3-3, en portería el mejor de la temporada para el Barcelona, Ter Stegen; en defensa con Jordi Alba y Semedo en los laterales, mientras que en el centro de la zaga Piqué y Umtiti, en la sala de máquina el tridente Riqui Puig que estrenaba titularidad, Rakitic y Arturo Vidal y en la zona de ataque como extremos el joven Ansu Fati y Messi y en punta Luis Suárez.

El partido comenzó con un dominio clarividente del Barcelona, monopolizando la posesión del balón pero como siempre sin ningún peligro, solamente llevando mordiente en acciones a balón parado o errores defensivos del equipo rival, como sucedió la pasada jornada contra el Athletic de Bilbao donde un error de Balenziaga al despejar propició el gol de Rakitic, pero sin olvidar que en la jugada del tanto intervino Messi que debió ser expulsado en la jugada anterior debido a un pisotón sin intención de jugar al balón a Yeray Álvarez.

En el minuto cinco del partido llegaría la primera ocasión del partido tras un saque de esquina botado por Messi que cabecearía Piqué al larguero, donde la zaga local estuvo muy despistada. Tras esta oportunidad del central catalán el partido seguía con la misma tónica el Barcelona moviendo el balón como si fuera un limpiaparabrisas de lado a lado, pero sin llevar ninguna mordiente a Rubén Blanco que apenas tuvo que intervenir.

En el minuto 20 llegaría el primer tanto del choque obra de Luis Suárez tras una acción de “pillo” de Messi tras ejecutar una falta al borde del área, donde los defensas locales para intentar frenar las opciones de gol del argentino se colocaron sobre la línea de gol, dejando de esta manera sin cubrir al uruguayo, donde el argentino se la centró delantero culé para que rematara a placer.

Con el gol culé el equipo de Óscar García se despertó y fueron los mejores momentos de la primera mitad de los celestes, gozando de dos ocasiones clarísimas que evidenciaron las carencias defensivas que tiene este equipo, que no presenta ninguna seguridad atrás y en ataque no tiene ninguna mordiente a no ser de alguna maravilla de Messi. La primera fue obra de Smolov que se plantó en una posición favorable de gol tras un grave error de Ter Stegen en la salida de balón que le regaló el balón al delantero ruso pero no estuvo resolutivo y su disparo fue taponado por la defensa culé. La segunda oportunidad celtiña tuvo como protagonistas a Denis Suárez y Brais Méndez, donde Denis realizó un pase entre líneas fantástico para Brais que la cruzó ante el portero alemán que estuvo espectacular para desviar el balón al poste.

Después de la oleada de ocasiones local, llegaría una buena oportunidad para los locales donde conectaron los dos hombres más desequilibrantes del ataque culé (Ansu Fati y Messi), donde el argentino encontró al joven español, pero donde su control se le fue un tanto largo y estuvo providencial Araujo para desviar el balón a saque de esquina.

El partido entró en una fase de toma y daca, vibrante y muy bonita para el espectador, además Leo Messi en los últimos compases del primer tiempo gozaría de otra buena ocasión para aumentar la renta de ventaja, pero su disparo con el interior se le fue muy desviado, donde se le ve al argentino un poco falto de chispa. Con el resultado de 0-1 favorable a los hombres de Setién se llegaba al descanso.

La segunda mitad empezó de la mejor manera posible para los intereses locales, ya que en el minuto 49 en una buena acción individual de Okay encontró a Smolov en una posición inmejorable que a placer definió para poner el empate en el marcador. Tras el descanso el equipo de Óscar García salió mucho más enchufado, viéndose sobre el césped que las instrucciones del entrenador celtiña en el vestuario estaban surtiendo efecto, ya que el Celta estaba haciendo una presión más intensa y teniendo más el balón poniendo en serios aprietos al Barcelona.

Con este gol el encuentro entró en una etapa donde estaba más cerca el 2-1 que el 1-2, además la entrada desde el banquillo de Rafinha le dio otro aire y más claridad al equipo local en la salida de balón. Sin embargo, en el minuto 66 llegaría el tanto culé obra de Luis Suárez en una buena acción individual, donde tras una pérdida en la salida de balón de Denis Suárez propició que Messi asistiese a Suarez para que después de cubrir el balón de manera brillante ante Araujo marcara con un remate de puntera a la media vuelta.

Tras el gol el celta siguió con el plan de tocar el balón y mantener la posesión y por ello tuvo la recompensa con el gol de Aspas tras una falta de Piqué sobre Rafinha que estuvo pletórico desde su entrada al césped. El delantero celtiña ejecutó el tiro libre a la perfección por raso batiendo a Ter Stegen que hizo la “estatua”. El gol de Iago era un premio al buen trabajo del equipo, ya que el conjunto de Setién fue dominado en la mayoría de los segundos 45 minutos.

Después del gol del Celta les tocó sufrir y achicar balones durante el descuento, donde lo más destacado por parte del Barcelona fue una falta botada por Messi muy escorada, donde la zaga celeste despejó sin problemas, mientras que lo más relevante del conjunto vigués fue una ocasión de Nolito en boca de gol tras un contrataque de manual iniciada por Aspas con un pase al espacio espectacular para Denis que se la cedió a Nolito que erró una ocasión que de haberla materializado hubiera certificado la victoria local. Finalmente, con el resultado de 2-2 se llegó al término del encuentro.

Con este empate el Barcelona deja la Liga “en bandeja de plata” al Real Madrid que de ganar mañana al Espanyol que hoy ha hecho oficial la destitución del “Pitu” Abelardo daría un paso de gigante para la consecución de lo que sería su trigésima cuarta liga. Además, el conjunto culé tiene el martes a las 22:00 horas un partido muy complejo ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou donde es muy probable que se deje puntos, mientras que el Madrid juega el jueves a las 22:00 horas frente el Getafe en el estadio Alfredo Di Stéfano, partido a priori sencillo debido al estado de forma en el que se encuentra el conjunto azulón, pero es un equipo del que nunca hay que fiarse ya que tiene las ideas muy claras, además de ser un equipo muy correoso.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario