CRÓNICA: BAR-RMA. Valverde decanta un Clásico precioso para el Real Madrid

Redacción: Rubén López / Latribunamadridista.com

Imagen: La Vanguardia

El Real Madrid estará en la final de la Supercopa de España tras vencer por 2-3 al Barcelona en un partido agónico. El equipo de Ancelotti entró muy bien al partido, pero con el paso de los minutos el Barcelona fue de menos a más para empatar hasta en dos ocasiones el choque. En la prórroga Fede Valverde sentenció el partido para el combinado madridista. Los otros dos goles del Real Madrid llevaron la firma de Vinícius y Benzema. Los autores de los tantos azulgranas fueron Luuk de Jong y Ansu Fati.

El técnico madridista, Carlo Ancelotti, salió con todo en busca de la final de la Supercopa de España. Carvajal, recién recuperado de su lesión, era titular en el día de hoy. Asensio repetía en el once como recompensa de su gran actuación ante el Valencia. No obstante, el italiano tuvo una mala noticia de última hora, ya que Alaba se caía de la convocatoria por unas molestias musculares, por lo que Nacho ocupaba su lugar. El once madridista fue el compuesto por: Courtois; Carvajal, Nacho, Militao, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Vinícius, Benzema y Asensio.

El entrenador culé, Xavi Hernández, puso en liza su once de gala con varias novedades. El catalán sorprendía con las titularidades de los recién salidos de lesión como Araujo y Frenkie de Jong. En ataque, el neerlandés, Luuk de Jong tenía el premio de la titularidad después de sus grandes actuaciones y Ferran Torres debutaba con la elástica blaugrana. La alineación del Barcelona era la formada por: Ter Stegen; Alves, Piqué, Araujo, Jordi Alba; Busquets, Gavi, Frenkie de Jong; Dembele, Ferran Torres y Luuk de Jong.

El partido comenzó muy equilibrado con un Barcelona presionando muy arriba al Real Madrid, pero el combinado madridista se deshacía de ella con demasiada facilidad, por lo que los hombres de Ancelotti tenían muchos espacios una vez que la superaban. El cuadro merengue estaba mucho más cómodo en los primeros minutos y empezó a gozar de las mejores ocasiones de gol. El contraataque era la principal arma ofensiva del Real Madrid con Vinícius como principal baza.

En el minuto dos una pérdida de Dani Alves propició que el Real Madrid tuviera una clara ocasión de gol con un Benzema que finalizó la jugada con un disparo al palo largo bastante desviado. En el minuto siete el protagonista fue Asensio que recibió una pelota “jugosa” en la frontal de Vinícius, pero el balear mandó el balón arriba. El equipo de Ancelotti encontraba muchos espacios a los huecos de los centrocampistas que era aprovechado por Benzema que venía a recibir para luego abrir a las bandas.

En el minuto 10 tuvo lugar la primera llegada de peligro del Barcelona. Gavi llegó por sorpresa de segunda línea para ceder el balón en una buena posición a Luuk de Jong que ejecutó una volea peligrosa que fue taponada por Militao. A pesar de esta buena llegada culé, era el Real Madrid quien tenía mayor presencia en el campo. En el 11 Asensio filtró un buen balón al espacio hacia Vinícius, pero el carioca ante la intimidación de Araujo definió con un disparo muy blando a las manos de Ter Stegen.

El Real Madrid era el protagonista de todas las ocasiones en los primeros compases del choque. En el minuto 18 otra contra fulgurante fue comandada por Vinícius para asistir a Asensio en su buen perfil para armar su zurda exquisita, pero el disparo se fue muy desviado. Finalmente, ante tanta insistencia del Real Madrid llegó el primer tanto del encuentro. Un error en la salida de balón de un Busquets muy lento fue aprovechado por Benzema para robar y montar el contraataque y asistir a Vinícius que no perdonó ante Ter Stegen con una buena definición al palo corto.

No obstante, tras el 0-1 el Barcelona comenzó a tener sus mejores minutos y encadenar sus mejores ocasiones con Luuk de Jong como protagonista en los minutos 29 y 31 tras cabecear dos centros laterales que Courtois detuvo sin excesivos problemas. La respuesta madridista tuvo lugar en el minuto 38 en las botas de Asensio, muy activo durante el primer acto, con una galopada para finalizar con un disparo que atajó Ter Stegen.

En los minutos finales el Barcelona había mejorado sus prestaciones y empezó a llegar con cierta sensación de peligro hacia la portería de Courtois. La mejora en el juego culé tuvo la recompensa del gol. En el minuto 41 un centro de Dembele al primer palo fue despejado por Militao, donde Luuk de Jong, con toda la fortuna del mundo, se metió de por medio en el despeje para colar el esférico en el fondo de las mallas. Con el resultado de 1-1 se llegó al descanso del choque.

La segunda parte comenzó con un doble cambio blaugrana. Abde y Pedri saltaron al verde por Ferran y Frenkie de Jong. Los segundos 45 minutos comenzaron con un Barcelona muy superior ante un Real Madrid que no saltó al campo en los primeros minutos. En el primer minuto de la segunda mitad, Pedri atacó el espacio para meter un centro raso atrás para Dembele que disparó desde el pico del área muy desviado. En el 48, nuevamente, Pedri, muy activo en los primeros minutos recibió entre líneas para controlar y armar un disparo que se fue lamiendo el poste.

El Real Madrid estaba jugando con fuego y el Barcelona estuvo muy cerca del 2-1 en el minuto 53. Un pase impreciso de Busquets fue desviado de forma errónea por Carvajal, donde Dembele cazó la segunda jugada para conectar una volea que se fue por poco de la portería defendida por Courtois.

Con el paso de los minutos el Real Madrid le fue cogiendo el pulso al partido y el Barcelona dejó de llegar con tanto peligro. En el minuto 68 el equipo de Ancelotti pudo ponerse de nuevo en ventaja. Modric, tras una buena maniobra, abrió el juego hacia Rodrygo que asistió a Benzema, donde tras realizar un juego de pies maravilloso armó un disparo al palo largo que se estrelló en la madera.

Tres minutos más tarde llegó el 1-2 obra de Benzema. Mendy se marchó de Dani Alves por velocidad con mucha potencia para asistir a Benzema, donde el galo realizó un buen disparo, pero Ter Stegen hizo una buena parada, el rechace fue a parar a Carvajal que efectuó un centrochut que, tras desviar el portero teutón, el balón lo cazó Benzema que, a puerta vacía, no perdonó.

El entrenador azulgrana, Xavi Hernández, con el resultado desfavorable efectuó un doble cambio para volcarse al ataque. Depay y Nico entraron al campo en sustitución de Gavi y Dani Alves. El partido estaba en el alambre. El Barcelona insistía y el Real Madrid se defendía como podía. No obstante, en los minutos finales el equipo blaugrana en un error defensivo de la zaga madridista encontró el tanto del empate. Un centro lateral de Dembele fue rematado por Ansu Fati con un buen testarazo para enviar el partido a la prórroga.

El encuentro estaba muy peligroso para el Real Madrid y en la prórroga, al igual que en los compases finales del choque, el Barcelona estaba mucho mejor y mucho más cerca del gol. No obstante, cuando peor lo estaba pasando el equipo de Ancelotti encontró el tanto. En un contraataque fulgurante el brasileño, Casemiro, estuvo sensacional para superar a Alba y encontrar la superioridad, donde abrió a Rodrygo para asistir a Valverde que dentro del área superó a Ter Stegen.

Con el 2-3 el Barcelona se fue con todo al ataque dejando muchos espacios al contraataque. El equipo culé estuvo muy cerca del empate en el minuto 100, pero Courtois estuvo providencial para desbaratar una doble ocasión.

En la segunda mitad de la prórroga ambos equipos gozaron de una clara ocasión de gol. En el minuto 108 Abde, tras cazar un balón suelto en la frontal, probó fortuna con un disparo que se fue lamiendo el poste. El Barcelona, a pesar de ir perdiendo, no fue capaz de llegar con más peligro en los últimos minutos. Además, el Real Madrid tuvo muchas oportunidades de cerrar el encuentro, pero no fue capaz de aprovecharlas. En el minuto 121 llegó la mejor ocasión. Camavinga, en un contraataque, dejó solo a Rodrygo ante Ter Stegen, pero el carioca definió de forma pésima incomprensiblemente. Con el resultado de 2-3 se llegó al término del choque.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario