SCHUSTER: “EL MADRID ESTÁ RARO, ES UN BUEN MOMENTO PARA DAR CAÑA”

Redacción:Noelia Pinto Cervero-Latribunamadridista

Ni lo niega ni lo esconde. A Bernd Schuster le motiva especialmente el partido del sábado contra el Real Madrid, en lo que significará su vuelta al Bernabéu como entrenador. Anuncia que su equipo no se encerrará.

Se le nota feliz. Afronta el diálogo con franqueza. Admite todas las preguntas e intenta justificar con explicaciones todas sus respuestas. Habla claro, como siempre lo ha hecho. Para el entrevistador es toda una garantía.

PREGUNTA. Cuando le llamó el Málaga ya estaba un tanto desesperado por llevar mucho sin entrenar. A lo peor dijo sí sin saber realmente dónde se metía por el ansía de trabajar.
RESPUESTA. 
No, no. Estaba como loco por trabajar, pero me estudié bien estudiado el proyecto que se me presentaba. Fue todo muy real, me explicaron cuál era la situación. Yo también la sabía, no era ajeno a que se estaba vendiendo a los mejores jugadores.Me ofrecieron precisamente ese contrato de cinco años porque se trata de un proyecto a largo plazo, basado en el diseño inglés de un responsable que lo maneja todo.

Ni me engañaron ni me engañé. Me considero totalmente capacitado para sacar este proyecto adelante en estas condiciones. Detrás hay una gran ciudad, una afición y un club que quieren hacer las cosas bien dentro de su modestia y situación económica. No me arrepiento de haber venido.

P. A lo peor aquí no puede, al menos por ahora, implantar sus ideas de siempre, apostar por la posesión, por el juego de ataque…
R. 
Puede que ahora sea así. Me gustaría dar más aire al equipo, pero ahora es importante sumar puntos para precisamente llegar a lo que queremos. Si no estamos abajo, si estamos en mitad de la tabla, sin problemas, los jugadores se irán soltando, tendrán más el balón y jugarán mejor, como a mí me gusta.

Lo siento, no voy a cambiar de forma de pensar, siempre voy a defender ese fútbol sea cual sea mi equipo… Olvídese del partido contra Osasuna, en los anteriores íbamos mejorando. Todos mis equipos han dado la cara y este Málaga también la dará, incluso en el Bernabéu.

Que nadie piense que llegaremos con un autobús. Si nos meten cuatro que nos los metan, pero dando la cara, buscándolos arriba, sin riesgos pero con valentía. Al fin y al cabo el Madrid y el Barça te pueden meter cuatro de cualquier forma. Mejor salir contento y dar la cara.

P. Me han dicho que está tramando algo para el Bernabéu, que lleva un par de semanas preparando detalles, trampas…
R. 
No niego que para mí es un partido atractivo. Ya lo fue cuando fui con Levante o Getafe. Con el Málaga no va a ser diferente. Lo que hace falta es que el Madrid caiga en alguna de las trampas…

Yo me la voy a jugar seguro. El Madrid está un poco raro, yo voy a dar caña. Voy a estar ahí. Estoy encantado por volver a ese estadio, pero no voy a regalar nada. Si me tengo que pelear con Chendo lo haré… Ja, ja, ja.

Soy realista, para salir vivos nosotros tendremos que hacer un gran partido y ellos uno malo. Y aún así te pueden ganar. Hay que tener cuidado con tantas cosas y durante tantos minutos… Que Cristiano no se enfade y se enchufe, que Isco no te encare y te la haga, que Benzema no tenga su día de gloria. Dese cuenta de que yo lo he vivido sentado en su banquillo, el Madrid no necesita un día espectacular para ganarnos a una serie de equipos.

P. Si le pregunto por las trampas me va a decir que espere al sábado ¿verdad?
R. 
¿Usted qué cree? Pero no crea que vamos a inventar nada. Tenemos que aprovecharnos de alguna situación que nos pueda favorecer. Creo que tenemos que hacer que el Madrid también tenga que defender, intentar ir arriba. Puede que en lugar de jugar con un delantero, como estamos jugando hasta ahora, juguemos con dos y quitamos un centrocampista.

Hemos mejorado en el centro del campo. A lo mejor nos las apañamos con cuatro en lugar de con cinco. En el Bernabéu hay que tener presencia en ataque. Si sólo defiendes estás muerto. Esas oleadas suyas en noventa minutos, que allí además son más largos, te terminan ahogando. No nos vamos a meter atrás. A ver si nos sale, y si no nos sale lo habremos intentado.

P. ¿Es un buen momento para llegar el Bernabéu o teme un Madrid enrabietado y pagar los platos rotos?
R. 
No, no, para nosotros es un buen momento. Ellos están raros, están por hacer, vienen de semana de selecciones, no han podido preparar el partido porque sólo tenían a Diego López. Sé lo que ocurre en estas situaciones. A mí me ha pasado allí. Muchos jugadores vienen de jugarse la vida con sus selecciones. Cuesta volver a la realidad. Es un buen momento, es un buen momento…

P. Hablamos del Madrid-equipo.
R. 
Sin problema. Yo lo observo desde mi papel de entrenador. El equipo viene de estar tres años con Mourinho, un técnico con un estilo muy marcado que ha quedado plasmado en sus jugadores. También su forma de ser. Tres años son muchos. Es normal que este equipo tenga todavía muchas cosas de Mourinho. Llega Carlo con otra filosofía, otro estilo, otra forma de ser… y el cambio cuesta y cuesta.

P. Ya, ¿pero tanto como para este comienzo tan irregular, con tantos problemas…?
R. 
No había terminado de explicar cómo yo veo al Madrid. Además de lo dicho, está que se han ido jugadores como Özil, Higuaín, y han llegado otros como Isco, Illarra, Bale…, que todavía no ha podido jugar, pero hemos estado todo el verano dándole vueltas a su llegada y eso también influye. Como el cambio de posición de Cristiano, que si más en punta, que si en la banda… Todo junto son muchas cosas y pueden explicar lo que le está pasando al equipo…

P. Vamos, que usted ve normal lo que le está pasando al Madrid. Incluidos los partidos contra el Elche y el Levante.
R. 
Es comprensible al menos, porque es un conjunto sin hacer, en formación, está creándose, adaptándose a una filosofía diferente… Le falta orden. No son disculpas, son realidades.

P. Pero la realidad es que en octubre ya cuenta sus partidos por finales, y eso es un riesgo evidente.
R. 
En eso tiene razón. Y este año además se le pueden escapar dos equipos en lugar de uno. El Madrid tiene que evitar por todos los medios que le ocurra lo del año pasado. Eso sí que no fue normal. Venían de un año espectacular en el que ganaron la Liga, estuvieron a punto de meterse en la final de la Champions. Lo del año pasado tiene menos explicación que lo de éste.

P. La Liga pasa por el partido del Camp Nou.
R. 
Sí, como pierda allí sería un problema de verdad, entonces sí que serían todo finales desde ese momento y ellos tendrían un gran colchón… Menos mal que al Madrid últimamente se le da muy bien el Camp Nou, ese es el pensamiento positivo. No lo pongamos todo tan negro.

P. Al Barça también la ha llegado un nuevo entrenador y el cambio no está siendo nada traumático.
R. 
Sí, pero el equipo no se ha cambiado para nada. Son los mismos jugadores, con el mismo estilo y el mismo sistema. Martino ha sido inteligente y no ha tocado nada. Ha intentado presionar un poco más arriba, ser más agresivo tras la pérdida del balón, pero poco más. Eso es un rasgo de inteligencia: no cambiar lo que no está para cambiarse. Todo es igual.

Ha llegado Neymar, que se tiene que adaptar y lo va haciendo. Todo ha sido más fácil. El Madrid ha cambiado demasiadas cosas… De todas formas, el Barça está ganando pero tampoco creo que esté para tirar cohetes. Hay partidos que los ha resuelto por la calidad de Messi, Alexis, Neymar… Por las individualidades.

P. ¿Y del Atlético qué me dice, esperaba que mantuviera el tipo?
R. 
Pienso que puede aguantar arriba más que el año pasado, a pesar de que esté en la Champions. Yo tenía una preocupación: que se iba Falcao, que eran treinta y tantos goles. Villa es un buen jugador, pero no de esos registros. En esa faceta ha aparecido Diego Costa, que está marcando mucho más que el año pasado. Es bueno ese. Koke ha dado un paso al frente, Arda tiene clase…

Además se le puede aplicar la receta del Barça. Ha ganado partidos sin jugar a lo grande… Eso es importante. Sabe lo que tiene que hacer: defender bien, juntarse mucho y aprovechar la calidad de algunos jugadores, que la tienen. Me gusta ese equipo.

P. En varias ocasiones se le ha colocado en el banquillo del Calderón, pero nunca se ha hecho realidad.
R. 
Es verdad, más de dos y tres veces se ha dicho que como era amigo del dueño iba a ser su entrenador. Ni eso me ha servido. No he estado ni cerca. Calan (Miguel Ángel Gil) es mi amigo pero nunca me lo ha ofrecido. No desespero, soy joven todavía y es un club que llevo dentro desde mi etapa de jugador. Puede llegar mi día.

About admin

Comments are closed.