1429169930_722604_1429170014_noticia_grande

Nadal vence a Isner y Ferrer le espera en cuartos

Crónica-Redacción:Noelia Pinto Cervero-Masters 1000 Montecarlo-LaTribunaMadridista

Rafa Nadal sufrió en el MonteCarlo Country Club su primer partido con drama en la temporada de tierra batida: pero el drama concluyó con una áspera victoria de trinchera, bajo el tremendo cañón que es la raqueta del gigante John Isner (2.06 de altura). A lo largo de dos horas y 20 minutos, Nadal pudo salir adelante: entre ráfagas de lluvia, discusiones, y con la alegría de los hermanos Bryan como coro de ‘fans’ de Isner. Un Isner que sirvió 12 saques directos (media de 201 km/h para los primeros saques) y que, como en 2011 en Roland Garros, hizo sufrir de lo lindo al rey de la tierra batida. Pero al fin, Nadal se impuso por 7-6 (6), 4-6 y 6-3. El triunfo deposita a Rafa en cuartos de final ante David Ferrer, que pasó adelante en el cierre de la jornada tras combatir durante dos horas y 32 minutos con Gilles Simon: 6-2, 6-7 (3) y 6-1. En todo caso, Nadal ya defiende sus 180 puntos de cuartofinalista de 2014 en este mismo Masters 1.000 de Montecarlo, cuando fue eliminado por el mismo Ferrer.

El primer set, decisivo en la larga distancia, se extendió a través de 62 minutos, sin puntos de ‘break’ para Nadal (Isner, 0/2)… y con un Isner disparado hasta el 6-4  y dos puntos de set en el ‘tiebreak’ que se le escapó al estadounidense tras un ‘ace’ de Nadal (siete para toda la jornada)… y un colosal error del americano en derecha a quemarropa que casi revienta la red. Bajo la lluvia fina de Montecarlo, Nadal firmaba así su segundo ‘tiebreak’ victorioso del año 2015. Pero Isner martirizaba a Rafa con un juego diseñado para romper el ritmo del ocho veces campeón en Montecarlo: servicios-cañón, trallazos planos de derecha y también dejadas: excelentes y rompedoras en su gran mayoría. Y aunque Nadal pareció listo para sentenciar el partido en la segunda manga, con 4-3 y 0/40 bajo el saque-obús de Isner… ocurrió justo al contrario: el obús de Isner canceló los tres primeros puntos de ‘break’ de que disfrutaba Rafa. De vuelta y de inmediato, el tallo de Greensboro, North Carolina, aprovechó un pésimo turno de servicio de Nadal, quebró por primera vez… y cerró el segundo set con su servicio, pese a que en esa segunda manga, Rafa Nadal solo había incurrido en cuatro errores no forzados. En el palco de Isner, los hermanos Bob y Mike Bryan respingaban de emoción. Pero…

Cuando la travesía doblaba las dos horas de acción, la fatiga de ‘Big John’ fue desconectando los circuitos del gigante Isner. El porcentaje de su vital primer servicio descendió hasta el 60%… cuando solo ya ganaba el 47% con segundos. Todo, rumbo a 46 errores no forzados, a cambio de 45 tiros tan ganadores como llenos de riesgo. Nadal facturó 32 ganadores por solo 12 errores no forzados. Ganó el 77% de puntos con primer servicio y 75% con segundos. En el cuarto juego del set final, Nadal, cómodo y bien situado al resto, quebró cómodamente para demarrar con 3-1, de paso para 4-1 y 5-2. Por entonces, a 77% de humedad relativa en el Country Club, Isner ya se movía como con los pies en cemento húmedo. Y el día en que cayó Federer ante Monfils, Nadal al fin cantó triunfo por 7-6, 4-6 y 6-3. Llega Ferrer…

About admin