lopetegui florentino

Discurso de Florentino Pérez en la presentación de Lopetegui

Redacción: realmadrid.com

Rosa, María, Daniel y Jon; miembros de la Junta Directiva del Real Madrid; patronos de la Fundación; socios, miembros de las peñas, medios de comunicación. Buenas tardes y gracias por estar presentes en el Santiago Bernabéu en este acto de presentación de nuestro entrenador.

Un acto que queríamos llevar a cabo tras la finalización del Mundial y que deseábamos realizar después de un nuevo triunfo de nuestra selección española. Sin embargo, una serie de circunstancias han provocado que hoy y ahora estemos aquí con una nueva ilusión por una nueva etapa que hoy comienza para todos los madridistas. Y quiero deciros que es una enorme satisfacción presentar a nuestro nuevo entrenador del Real Madrid. Hoy los madridistas damos la bienvenida a alguien que conoce perfectamente esta casa y que durante los últimos años ha demostrado ser un magnífico profesional. Bienvenido, Julen Lopetegui.

Tú has sido jugador y entrenador del Castilla, jugador del primer equipo del Real Madrid y desde hoy asumes la responsabilidad de dirigir a un equipo que es leyenda y que ha sido capaz de ganar tres Champions de manera consecutiva y cuatro en los últimos cinco años.

Querido Julen, hoy regresas a tu casa después de haber logrado como seleccionador de España la clasificación de nuestra selección de manera brillante para el Mundial de Rusia. Un éxito impecable porque lo has logrado sin conocer la derrota durante los 20 partidos que has estado al frente de nuestro equipo nacional. Sé que hoy es un día para ti y para tu familia repleto de emociones y sentimientos y creo, querido Julen, que también, de alguna manera, de sentimientos contrapuestos porque sé que tú soñabas con el campeonato del mundo. Tú tenías muy presentes dos sueños y los dos eran perfectamente compatibles. El primero pasaba por convertir a España de nuevo en la campeona del mundo y el otro gran sueño era entrenar algún día a tu querido Real Madrid, algo que hoy se hace realidad. Por eso desde hoy los millones de seguidores de nuestro club te lo van a agradecer con su pasión, con su fuerza y con su cariño, y sé que también lo harán todos los que forman parte de esta gran institución y por supuesto nuestros jugadores.

Queridos amigos, es inevitable que hoy haga algún comentario a los acontecimientos que hemos vivido en las últimas horas. El Real Madrid y Julen Lopetegui habían alcanzado un acuerdo en solo unas horas. Un acuerdo al que llegamos en el ejercicio de la libertad de ambas partes, un acuerdo para trabajar juntos después de la celebración del Mundial y por supuesto respetando siempre las cláusulas y los términos de su contrato. Pensamos que la comunicación de este acuerdo tenía que realizarse con rapidez y antes de que se iniciara el Mundial y el objetivo de esa inmediatez era claro. Una muestra de transparencia y de normalidad para evitar todo tipo de especulaciones y rumores.

Hay precedentes en la historia del fútbol en los que un entrenador de cualquier selección nacional, en el ejercicio de su plena libertad, llega a un acuerdo de trabajo con un club de fútbol para después de un Mundial o de una competición europea, americana, africana o de cualquier continente del mundo. Y que ese acuerdo haya sido considerado como un acto de deslealtad que pudiera dificultar de alguna manera los triunfos y los retos que se persiguen, quiero decir que quienes mezclan ese acuerdo con supuestos actos de falta de lealtad tienen un sentido patrimonial de las personas y de las instituciones felizmente superado en la España moderna del siglo XXI. Y a aquellos que hayan hablado de ocultación tengo que decirles que nada más lejos de la realidad. Llegamos a un acuerdo en pocas horas y precisamente decidimos hacerlo público inmediatamente como un acto de transparencia y sobre todo antes de la celebración del Mundial para evitar filtraciones y reacciones que pudieran perjudicar el trabajo de nuestra selección durante el campeonato.

Yo comuniqué al presidente de la Federación el acuerdo alcanzado con Julen Lopetegui. Acuerdo que incumbe exclusivamente a ambas partes, a Julen Lopetegui y al Real Madrid, a nuestra legítima libertad de elección y respetando como he dicho antes el contrato vigente.

Lo que debería ser un acto de normalidad, y así parecía al principio, la convocatoria de una rueda de prensa conjunta entre el presidente de la Federación y el seleccionador para el día siguiente se fue transformando en lo que parece una absurda reacción de orgullo malentendido y alimentada por aquellos para los que cualquier motivo es bueno con tal de intentar desprestigiar al Real Madrid. Unas horas después el presidente de la Federación Española dio una respuesta desproporcionada, injusta y sin precedentes en la historia del fútbol en casos similares. En estos días muchos medios han dado fe de los casos más conocidos, como Miljanic, Kubala, Luis Aragonés, Scolari, Hiddink, Van Gaal, Conte y decenas de casos de seleccionadores menos conocidos que firmaron con anterioridad o incluso durante la celebración de un gran torneo acuerdos con otros clubes. Eso sí, en ningún caso el club era el Real Madrid. Un club que por otro lado se siente orgulloso de haber contribuido a la grandeza y a los éxitos de la selección española.

Por eso siempre digo lo importante que es la unidad de todo el madridismo, que crece exponencialmente en España y en el mundo para poder seguir siendo el club más querido, respetado y admirado. Y tenemos que seguir trabajando todos juntos para hacer frente a quienes solo buscan desprestigiar la imagen del Real Madrid. Los que me conocen bien, que llevo aquí unos cuantos años, saben bien que yo no practico el victimismo, pero ha llegado el momento de que todos los madridistas hagamos frente a esa corriente que solo intenta dañar la imagen de nuestro club, aun cuando estamos viviendo una de las épocas más extraordinarias de nuestra historia.

Nos sorprende enormemente y nos sigue costando mucho poder entender por qué este acuerdo podía afectar a un vestuario repleto de jugadores con unos enormes deseos de ganar y que tienen un compromiso inequívoco para intentar ser de nuevo campeones del mundo y es lo que todos deseamos. Hablamos de futbolistas de máximo nivel, de máxima profesionalidad y a los que una decisión de estas características no afecta en su rendimiento deportivo, como ha pasado en todos los casos que se hanh producido en el mundo. De verdad creo que no hay un solo argumento que justifique que Julen Lopetegui no esté mañana en el banquillo de la selección. Se ha truncado el esfuerzo y la ilusión de dos años de trabajo bien hecho por Julen Lopetegui.

Sentimos que no le hayan permitido luchar por ese deseo que era la conquista del campeonato del mundo en el banquillo de España. Pero hoy es un día importante para todos nosotros. Tenemos la satisfacción de contar con un grandísimo entrenador y ganas de continuar haciendo historia juntos. Hoy el madridismo tiene en Julen a su nuevo entrenador, un hombre que cumple uno de sus grandes sueños. Un sueño que, como él sabe, es un gigantesco y apasionante desafío que muy pocos pueden afrontar.

Querido Julen, vas a sentir el apoyo y el cariño de todos nosotros. Te quiero agradecer tu presencia en este acto y darte la bienvenida a tu casa y al Real Madrid.

Muchas gracias.

About Jorge Gómez-Manzanilla