CRÓNICA: SHE-RMA. Goleada para sellar el billete a octavos

Redacción: Rubén López / Latribunamadridista.com

Imagen: Okdiario

El Real Madrid ha goleado por 0-3 al Sheriff Tiraspol en un partido solvente de los pupilos de Carletto. Con estos tres puntos el equipo madridista certifica su billete para los octavos de final. En la última jornada de la fase de grupos se jugará el primer puesto en el Santiago Bernabéu contra el Inter de Milán. Los goles madridistas fueron obra de Alaba, Kroos y Benzema.

El técnico madridista, Carlo Ancelotti, introdujo dos cambios con respecto al once que ganó el fin de semana al Granada por 1-4. Militao y Rodrygo entraban al once por Nacho y Asensio. La alineación madridista fue la compuesta por: Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Vinícius, Benzema y Rodrygo.

El entrenador del Sheriff Tiraspol, Yuri Vernidub, para repetir la hazaña que consiguió en el Santiago Bernabéu apostó por el once compuesto por: Athanasiadis; Fernando, Arboleda, Dulanto, Cristiano; Addo, Thill; Traoré, Kolovo, Bruno; Castañeda.

El encuentro comenzó con un Sheriff muy intenso, presionando muy arriba e incomodando mucho la salida de balón madridista. El ímpetu del conjunto moldavo duró solamente cinco minutos, ya que con el paso de los minutos el Real Madrid se hizo poco a poco con el mando del choque.

En el minuto nueve llegó la primera aproximación del equipo español. Toni Kroos probó fortuna desde la frontal con un buen disparo, donde Athanasiadis realizó una buena parada y en el rechace Karim Benzema no perdonó, pero el gol fue anulado por fuera de juego del jugador galo.

El Real Madrid tenía la posesión, llegando a tres cuartos de campo rival con mucha facilidad, aunque sin generar demasiado peligro sobre la meta del Sheriff. No obstante, en el minuto 17 el equipo madridista atacó la profundidad y llegó la mejor oportunidad para los de Carletto. Una buena jugada combinativa llegó a las botas de Carvajal que, tras ganar línea de fondo, puso un buen centro raso para Rodrygo que armó un gran disparo, pero que desvió Athanasiadis con una buena intervención.

En el minuto 29 el Real Madrid encontró el tanto que abrió la lata. Un libre directo en el borde del área fue lanzado por Alaba que batió al portero del equipo moldavo con un disparo potente tras desviar en la barrera. Con el tanto del 0-1 se le ponía muy de cara el partido al combinado merengue.

El Sheriff Tiraspol, a pesar del gol de Alaba, no perdió la cara al partido y respondió de inmediato con un disparo de Thill que atajó Courtois. No obstante, a pesar de la ocasión del jugador del equipo moldavo, al Real Madrid le sentó muy bien el 0-1 y seguía teniendo el dominio total del choque, además de generar peligro sobre la meta defendida por Athanasiadis.

En el minuto 40 una jugada entre los laterales casi se convierte en el 0-2. Mendy ganó línea de fondo para encontrar a Carvajal con un centro perfecto, pero la volea del lateral español se fue desviada por muy poco. No obstante, el segundo tanto madridista llegaría justo antes del descanso. Kroos puso la brecha de oro a una buena jugada hilada del equipo de Ancelotti con un disparo marca de la casa desde el borde del área, donde Athanasiadis, a pesar de la estirada, no pudo desviar el disparo del germano. Con el resultado de 0-2 se llegó al intermedio.

La segunda parte comenzó con una gran ocasión del Sheriff. Fernando cazó un balón suelto en una buena posición, tras un centro lateral, pero su disparo se fue desviado de la portería defendida por Courtois.

En el minuto 55 el Real Madrid asestó la cornada definitiva. Ferland Mendy, tras una buena internada, cedió el balón a Benzema que armó un disparo en una décima de segundo a la cepa del poste para poner el 0-3 en el electrónico.

Con el gol de Benzema todo el pescado estaba vendido. No obstante, con el resultado tan abultado el Real Madrid se relajó y el Sheriff Tiraspol empezó a gozar de sus mejores ocasiones en busca del tanto de la honra. En el minuto 62 Dulanto remató de cabeza, después de un saque de esquina, pero su testarazo se fue por encima del larguero.

En el minuto 68 el combinado moldavo gozó de una inmejorable doble ocasión para recortar distancias. Un centro lateral por banda izquierda fue a parar a Adama Traoré que controló dentro del área y armó un disparo que desbarató Courtois con una magnífica parada. Acto seguido un centro de Thill se envenenó y pegó en el poste. Mala fortuna para el Sheriff que pudo meterse en el choque, pero primero Courtois y después la madera lo impidieron.

El técnico madridista realizó los cincos cambios para dar descanso a los jugadores, consciente del complicado calendario que se le viene encima. El jugador que más lo intentó desde su entrada al campo fue Marco Asensio. El balear gozó de dos buenas ocasiones para aumentar la renta, pero, en ambas oportunidades, Athanasiadis estuvo sensacional para dejar a Asensio sin el gol. Con el resultado de 0-3 se llegó al término del encuentro.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario