CRÓNICA: EGI-ESP. Amargo debut olímpico de «La Rojita»

Redacción: Rubén López / LaNocheDelDeporteEspañolTV

Imagen: RTVE.es

Empate sin goles en el estreno de “La Rojita” frente a Egipto. Mal partido de España que no consiguió poner en apuros a la selección egipcia que se mantuvo firme en defensa durante los 90 minutos. El combinado dirigido por Luis de la Fuente no logró dar con la tecla para buscar algún resquicio en la zaga de Egipto, sin embargo, en los últimos minutos España insistió sobre la meta defendida por El Shenawy, pero sin ningún éxito. Además, al mal resultado cosechado en el partido hay que sumar las lesiones de dos jugadores importantes como son Ceballos y Mingueza, que esperemos que no sea nada grave y puedan estar disponibles para Luis de la Fuente en las próximas citas.

El seleccionador español, Luis de la Fuente, introdujo un once de total garantías con la inclusión de Mingueza en el lateral diestro. La alineación española era la compuesta por: Unai Simón; Miranda, Pau Torres, Eric García, Mingueza; Merino, Pedri, Ceballos; Asensio, Oyarzabal y Asensio.

La selección egipcia salía con un esquema muy defensivo formado por cinco defensas. El once de Egipto era el compuesto por: El Shenawy; El Eraki, Hamdi, Hegazy, Galal, Fotouh; Ashour, Tawfik; Mohamed, Yasser y Sobhi.

El partido comenzó con un claro dominio español sobre Egipto, que a pesar de estar con un bloque muy bajo en defensa en los primeros compases del choque conseguía animarse y llegar cerca de las inmediaciones de Unai Simón que permitían a la selección de Egipto desahogarse y no estar todo el tiempo defendiendo cerca de su portería y de esta manera coger oxígeno.

La selección de Luis de la Fuente era la dueña y señor del encuentro pero no conseguía generar ningún peligro sobre la meta defendida por El Shenawy. La circulación de balón del combinado español era muy lenta, plana y sin ninguna mordiente, salvo cuando el balón estaba en las botas de Ceballos que era el jugador más inspirado y que más claro estaba viendo el fútbol, filtrando balones al espacio muy dañinos para la zaga egipcia. En el minuto 22 llegaría la mala noticia para la selección española, ya que Mingueza notó un pinchazo en el muslo que le obligó a abandonar el terreno de juego cuando estaba siendo de lo mejor en defensa con acciones defensivas de mucho mérito. Vallejo entró en su lugar para jugar en la demarcación de lateral diestro.

En el minuto 27 Dani Ceballos tras una buena acción individual probó fortuna con un disparo desde la frontal del área que se topó con la madera. Una pena para el jugador de Utrera que de haber anotado el tanto hubiera puesto el broche de oro a unos minutos donde estaba dando un master class a la hora de venir a recibir y generar juego, dando siempre una solución a sus compañeros. No obstante, antes del descanso tuvo que abandonar el campo tras recibir una dura entrada en el tobillo. En su lugar entró el jugador del Osasuna, Jon Moncayola. Con el resultado de 0-0 se llegó al intermedio.

Los segundos 45 minutos tuvieron el mismo guión que la primera mitad. El juego de la selección española se resintió por la ausencia de Ceballos que era el único jugador que daba fluidez al juego de “La Rojita”. La primera ocasión de España en la segunda parte llegó en el minuto 48 tras la salida de un córner botado por Asensio que tocó en el primer palo Vallejo para Merino que conectó un disparo a la media vuelta muy blando a las manos de El Shenawy.

En el minuto 65 llegó la primera aproximación egipcia sobre la portería defendida por Unai Simón. Ammar tras recibir un pase atrás probó suerte con un disparo desde fuera del área, pero no consiguió darle dirección y salió muy desviado.

Luis de la Fuente, consciente del mal juego del equipo de su selección efectuó un triple cambio con el objetivo de agitar la coctelera y buscar el tanto que le diera la victoria a España, que estaba muy atascada y sin ideas ante el muro que había levantado la selección egipcia en su área. Rafa Mir, Bryan Gil y Carlos Soler entraron por Oyarzabal, Asensio y Mikel Merino.

Los cambios dieron aire fresco a la selección, donde Bryan Gil dio mucha energía al ataque español, al contrario que Asensio que estuvo desaparecido durante su estancia en el verde. Carlos Soler dio mucha más chispa al centro del campo, ya que Mikel Merino, un jugador con un talento descomunal, no tuvo un gran día. Rafa Mir puso en muchos más problemas a la defensa de Egipto que Oyarzabal, ya que el ariete del Wolverhampton fijaba a los centrales y suponía una amenaza para éstos a través de los centros laterales, debido a su envergadura y físico.

En los últimos compases del encuentro España encontró el camino para generar de manera continuada claras ocasiones de gol, colgando una y otra vez balones a la olla. Un recurso clásico, pero muy efectivo. En el minuto 87 tuvo lugar la aproximación más clara para abrir la lata. Un centro perfecto de Miranda tras ganar línea de fondo fue rematado por Rafa Mir en una gran posición, pero el remate al delantero español le salió muy centrado, facilitando la intervención al portero egipcio.

En el minuto 91 Soler probó suerte con un disparo desde la frontal que puso en problemas a El Shenawy para provocar un córner. España seguía acorralando a Egipto con mucha insistencia y generando cierta sensación de peligro. En el 92 llegaba otra nueva ocasión. Un centro lateral de Moncayola fue despejado de mala manera por Hegazy, donde Vallejo estuvo muy listo y rápido para aparecer por sorpresa al segundo palo, pero el jugador madridista no pudo conectar un buen remate que se terminó marchando al lateral de la portería. Con el resultado de 0-0 se llegaría al término del encuentro.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario