1422113708_343210_1422114907_album_grande

VICTORIA CON SABOR AMARGO

Crónica-Redacción:Noelia Pinto Cervero-Estadio Nuevo Arcángel-LaTribunaMadridista

Córdoba y Real Madrid se enfrentaban en la tarde del sábado en el Nuevo Arcángel para disputar el partido correspondiente a la jornada 20 de la Liga BBVA. El encuentro finalizó con la victoria in extremis del conjunto madridista por 1-2 en un partido en el que el Córdoba mereció muchísimo más. Los de Ancelotti siguen liderando la clasificación mientras los cordobeses se mantienen fuera de los puestos de descenso.

El choque comenzó con un Córdoba volcado arriba, buscando sorprender en los primeros minutos a un Real Madrid que empezó pensando en la siesta. En el primer minuto de partido, el colegiado señaló el punto de penalti del área madridista al interpretar mano de Sergio Ramos tras un disparo del equipo local. Ghilas fue el encargado de transformar el penalti que adelantaba al Córdoba (1-0) nada más empezar el encuentro. Los de Djukic buscaban salir a la contra mientras el Madrid dominaba el cuero, aunque no inquietaba la portería defendida por Juan Carlos.

La gran movilidad de los delanteros cordobeses, Ghilas y Bebé, ponía en apuros la meta de Casillas. Fue Bebé quien gozó de claras ocasiones para aumentar la distancia en el marcador, pero sus ocasiones fueron desbaratadas por Casillas o acabaron en la grada. El Córdoba presionaba muy arriba y los de Ancelotti no conseguían crear juego, añorando la ausencia de Isco. Corría la primera media hora de partido cuando Benzemá recogió un balón tras un córner y fusiló la portería del Córdoba, poniendo el 1-1. Desde el gol madridista el partido volvió a seguir el guion que había tenido, con el Madrid dominando sin crear mucho peligro, y el Córdoba a la contra buscando dar de nuevo la sorpresa.

La segunda parte comenzó igual que acabó la primera. Los de Ancelotti no creaban juego, se mostraban muy espesos ante la buena defensa de un Córdoba que seguía buscando sorprender a la contra. Fede Cartabia estuvo a punto de adelantar a su equipo con un chut desde la frontal que salió rozando la escuadra madridista. Una cabalgada impresionante de Bebé desde el centro del campo acabó con otra clara ocasión de los locales. El Madrid necesitaba despertar porque la avalancha cordobesa le podría hacer pasar un mal rato. Y en efecto, Andone aprovechó un error de Varane y se plantó solo ante Casillas, intentando una vaselina que acabó estrellándose en el larguero. Otro susto importante para un Madrid que seguía sin entrar en el partido.

Un disparo de Kroos a falta de 15 minutos fue la primera ocasión clara de los blancos en la segunda mitad. Tras esta ocasión los de Ancelotti parecían haber despertado, con varias llegadas que acababa desbaratando la defensa cordobesa. Benzema disparó desde la frontal y Juan Carlos evitó el segundo gol madridista enviando a córner. Era un hecho el despertar del cuadro madridista, pero se vio totalmente frustrado tras la expulsión por roja directa a Cristiano Ronaldo por agresión. Un disparo de falta de Bale acabó estrellándose en el brazo de Fede Cartabia, que también fue expulsado por doble amarilla, y el propio galés transformó el penalti poniendo el 1-2 definitivo en el marcador. El Real Madrid acabó llevándose los tres puntos en Córdoba tras un mal partido en el que los de Djukic merecieron muchísimo más.

About admin