UN CELTA OBLIGADO A GANAR ANTE EL MEJOR MOU TEAM DE SU HISTORIA

LA PREVIA: TRIBUNAMADRIDISTA

La Liga vuelve y lo hace en el mejor momento de la era José Mourihno en el Real Madrid, un Real Madrid de matrícula de honor en las tres grandes citadas que se le pedían (copa y liga ante el Barça y sobre todo, champions ante el Manchester United).

Tres triunfos, 270 minutos de un sensacional Madrid en el 80% de los mismos han devuelto la ilusión a la afición madridista y a la directiva merengue que concederá un año más a Mou, si primero se gana la décima y de paso, la copa, y si el luso quiere, algo tan complicado como la anterior premisa, en este instante.

Sin embargo, el Madrid es grande en los grandes momentos, históricamente así ha sido y la liga 2012/13 es un tanto estéril para un conjunto merengue obligado a ganar los encuentros que resten y meterse como segundos, se encuentra a dos puntos del Atlético de Madrid, su rival en la finalísima de copa en el Bernabeu y segundo clasificado aunque dicho segundo puesto no suponga nada más que eso, un subcampeonato estéril tan importante como el tercer puesto para evitar rondas previas en Champions de no lograr ( si me lo permiten, esto no va a ocurrir) que el Real Madrid no ganase su décima, una décima para la que es favorito y con el Barça muy tocado, casi obligado por plantilla, por historia y por afición, a levantar el 24 de mayo, la “Copa de los Orejones”. Sin embargo, esto es la liga y una nueva oportunidad para que los Callejón, Benzema especialmente, Kaká, Pepe o Marcelo, todos ellos en palabras de Mou, ” necesarios para afrontar el tramo final de la temporada”, peleen por un puesto en el once inicial y mantengan el nivel dado por el equipo en la mejor semana del Mou Team tras tres años de existencia, la denominada “SEMANA BLANCA”.

Y es que en menos de dos semanas, el paisaje ha cambiado radicalmente para el Real Madrid. Los tres partidos ganados de forma consecutiva ante Barcelona y Manchester United han cerrado momentáneamente la puerta del fracaso, abriendo de par en par la de la gloria, en forma de doblete. Antes tenía enfrente tres marrones que podrían dejarle marcado para el resto de la temporada; ahora lo que tiene por delante son una final de Copa del Rey, unos cuartos de final de Champions League, y un título de Liga que, aun imposible, por lo menos está tres puntos más cerca. Un panorama infinitamente más agradable, pese a que este domingo haya que regresar a la competición que más disgustos ha traído al aficionado merengue este curso, visitando al Celta de Vigo.
De hecho, en el propio Balaídos sufrió ya esta temporada uno de los varapalos más grandes al caer 2-1 en Copa del Rey, con aquellas acusaciones veladas de Mourinho a Benzema, y la bronca del capitán Pepe a Di María. El gol de Ronaldo, y la reacción en el partido de vuelta permitió amortiguar aquella nefasta estampa, que de hecho parece ya relegada al ostracismo en el imaginario madridista después de la euforia de esta semana.

Habrá que comprobar el estado actual del equipo este domingo, si llega aún de resaca, o si aprovecha la cadencia marcada en esta última semana. Temiendo más por lo segundo que por lo primero. Y es que hay varios de los titulares que podrían no jugar en Vigo, como los griposos Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos, el lesionado Di María, o un Xabi Alonso que viene arrastrando problemas en el pubis. Marcelo, Luka Modric, Karim Benzema, Kaká y Pepe podrían recuperar su sitio en el once inicial.

Por su parte, el Celta se juega este domingo mucho más que únicamente sensaciones y orgullo. Lejos queda ya el equipo celeste que enamoró por momentos a España con su fútbol atrevido de toque. Ahora se debate en Liga en los puestos de descenso directo, con menos de la mitad de los que lleva el Real Madrid, e inmerso en un proceso de regeneración de la mano de Abel Resinos, sustituto de Paco Herrera en el banquillo de Balaídos. Un regreso al pasado, a Segunda División, no quieren que sea ni siquiera una opción para ellos.

About Jorge Gómez-Manzanilla