1488921338_306021_1488921457_noticia_normal

Ramos, santificado sea tu nombre

Minuto 91: Kelia Vidarte /LaTribunamadridista.com

Ramos, volvió a ser el protagonista de la noche, el ángel del infierno de San Paolo, donde miles ‘tifosi’ esperaron a los blancos para amargarles la noche. La primera parte se puso a su favor y cuando todo se ponía cuesta arriba para los blancos, llegó el capitán, el de siempre para darle la vuelta en la segunda parte al marcador con dos goles y uno de Morata (1-3) que dan el pase a los hombres de Zidane a Cuartos de Final de la Champions League.

El Napolés jugó en la primera parte con un Real Madrid desastroso, que rondaba el fracaso. Un equipo sin visión, desordenado, que se ahogaba con todas las llegadas del equipo italiano y una BBC desenchufada y sin brillo ni ganas. El centro del campo del Real Madrid estuvo desaparecido durante toda la primera mitad y de eso supo aprovecharse el Nápoles, no bajaban a defender los de arriba y la defensa se estaba viendo muy superada. Una primera mitad en la que los italianos llegaron con demasiada facilidad a la portería del Real Madrid.

En la segunda parte el Madrid comenzó con mayor intensidad. Después de varias llegadas apareció el de siempre, Sergio Ramos quien puso fin al suplicio blanco con dos goles en seis minutos en sendos córners. Con la entrada de Lucas, Isco y Morata entonces el Madrid se hizo dueño del partido.El Nápoles después del dominio absoluto de la primera mitad,le pasó factura en la presión arriba y esto provocó que el equipo merengue se viniera arriba y encontrará la medicina para solucionar el embrollo en el que se había encontrado.

Le vino bien al Madrid el descanso, pero solo cambió la situación cuando Sergio Ramos entró en escena para apagar las llamas del infierno napolitano.

About admin