llull si si

Otro partidazo épico del LasoTeam, ganando en la prórroga, a Baskonia y cuarta final copera cosnecutiva

Redacción: realmadrid.com

El Real Madrid venció en la prórroga al anfitrión, el Baskonia, y jugará la final de la Copa del Rey, la cuarta consecutiva, frente al Valencia Basket. Soberbio partido de los blancos, que liderados por Doncic (23 puntos y 26 de valoración), Randolph (20 y 25) y un enorme Llull en los momentos decisivos (23 y 19), acabaron con la gran resistencia vitoriana y el ambiente del Buesa Arena en otra gran remontada. Un paso de gigante que les acerca a la histórica hazaña de las cuatro Copas seguidas.

La gran batalla de Vitoria. Así fue la semifinal entre el Real Madrid y el Baskonia. Aprendida la lección de cuartos, los blancos salieron con un plus de intensidad y dureza en el primer cuarto, en el que destacó el gran trabajo de Reyes en ataque y defensivo de todo el equipo. Sin embargo, el control del rebote vitoriano y sus cuatro triples (Bargnani 2), frente a uno solo de los blancos, dieron a los anfitriones una ligera ventaja de cinco puntos en el arranque del partido (20-15, min.10).

El Madrid, a un gran nivel
La entrada de Doncic y Randolph dio mayor poder ofensivo al conjunto dirigido por Laso, que cerró el rebote en su aro e imprimió mayor velocidad al juego, con contraataques demoledores que rompían al Baskonia. Avisó con un 8-2 en el principio del segundo cuarto aunque su rival contestó con Larkin y Beaubois (8 puntos cada uno). Pero el Madrid estaba ya en velocidad de crucero. Muy serio atrás, el dúo Doncic-Randolph, con 13 y 10 puntos respectivamente en este periodo, fue una pesadilla para los vitorianos. Un espectacular parcial de 17-6 cerró unos segundos 10 minutos en los que anotaron 29 puntos (35-44, min. 20).

EL REAL MADRID DISPUTARÁ SU CUARTA FINAL CONSECUTIVA DE LA COPA DEL REY.

Con la máxima blanca al inicio del tercer cuarto (37-50, min. 22), reaccionó el Baskonia empujado por su afición y por Hanga (7 puntos). Un 11-0 en apenas tres minutos dio alas a los de Sito Alonso y les volvió a meter en el partido (48-51, min 25). El Madrid no cedió ante la presión asfixiante y en cada intento local por igualar el marcador siempre respondió de la mano de Llull, Doncic y Randolph (64-68, min. 30).

Volver a empezar
Insistió el conjunto vitoriano y con su mayor acierto en el triple (Beaubois, 19 ptos) e intensidad en su juego dio la vuelta al partido pasado el ecuador del último cuarto (87-79). Todo estaba en contra. El Madrid se veía en las mismas de hace dos días y tuvo que remar a contracorriente. Pero lo volvió hacer. Llull asumió la responsabilidad y con siete puntos seguidos mandó la semifinal a la prórroga con empate a 89.

La final merecía un último esfuerzo
En la montaña rusa que había sido el encuentro, el actual campeón echó el resto para llevárselo. Después del gran esfuerzo no iba a dejarlo escapar. Elevó su defensa y abocó al Baskonia al tiro exterior, que ahora ya no entraba. Afloró el mejor Ayón, con seis puntos y un robo de balón providenciales. Llull, que superó a Biriukov como máximo triplista copero, sentenció en el Buesa Arena y el Madrid optará a su cuarta Copa del Rey consecutiva (99-103, min. 45).

Ficha técnica
BASKONIA 99 (20+15+29+25+10):
Larkin (17), Hanga (19), Beabouis (27), Diop (2) y Voigtmann (10) – cinco inicial- Bargnani (8), Sedekerskis (-), Tillie (8), Laprovittola (0), Shengelia (-), Budinger (8) y Luz (-).
REAL MADRID 103 (15+29+24+21+14): Llull (23), Carroll (3), Maciulis (2), Reyes (6) y Ayón (13) -cinco inicial- Randolph (20), Draper (-), Rudy (3), Nocioni (3), Doncic (23), Hunter (4) y Taylor (3).

About Jorge Gómez-Manzanilla