españa octavos

Octavos de final significa: a todo o nada.

Redacción: Ana María Ramírez Barajas.

 

A todo o nada. Esto significa estar en octavos de final.

 

Aunque estaban eliminados los Marroquíes, pelearon como si ganar este partido, les diera el pase a ellos, complicando la existencia a España; valiéndose de faltas peligrosas y toda clase de argucias.

Todo comenzó con el primer gol del partido que marcó Marruecos aprovechando un despiste de la defensa Española; no sé qué les estaba sucediendo, pero no parecían estar jugando con el nivel que se necesita. Isco, una vez más, demostró ser responsable, dedicándose a jugar tan concentrado, que aparecía por todas partes ya fuera para robar, para dar un pase o para recibir y como no, para meter un golazo que nos hizo volver la sangre a las venas; porque por un momento, parecía que nos ganaban y estábamos todos en vilo. Marruecos jugó diferente a las ocasiones anteriores, pues en el partido de hoy, jugaron a la ofensiva.  De antemano estar en el Mundial de Rusia es muy importante y lo sabemos; pero tener la oportunidad de enfrentarse con España significa que lo seguirán en muchas partes del mundo con mayor interés que si jugara con otra selección de menos renombre. Lo que me lleva a  pensar que la estrategia de hoy fue con la intención de demostrar que juegan muy bien y que podían ganar a una de las favoritas. Lo malo es que España corroboró lo último  que he dicho.

Me gustaría pedir consejo al que los seleccionó y que mejor los conoce; ante la imposibilidad de hacerlo por los motivos que todos sabemos, sólo nos queda esperar que hagan una autocrítica a conciencia tanto Fernando Hierro como los jugadores y enmienden la situación. Espero que como el Ave Fénix, levanten el vuelo y que no decaigan los ánimos porque la actitud positiva es fundamental en estos momentos. La experiencia se gana con los años y aunque tenemos jóvenes debuantes en un mundial, también hay veteranos que sabrán aportar experiencia obtenida en su carrera como profesionales del fútbol. Ya lo hicieron en su primer partido y aunque empataron, salieron muy seguros de sí mismos demostrando que son unos campeones.

Estoy segura de que así como hoy Iniesta le dio ese pase tan maravilloso a Isco y metió gol, de la misma manera entre todos, sabrán encontrar  la estrategia que unida a la ilusión de los jóvenes como Iago Aspas que con su gol nos colocó en primeros de grupo,  nos haga llegar hasta la cúspide. Porque aunque fue necesaria la intervención tecnológica del famoso var, el protagonista de ese gol, no lo perdamos de vista, fue Iago Aspas.

Hasta aquí mi breve comentario del partido

Pero antes de despedirme, permitan que dirija unas palabras a los afortunados que puedan presenciar el siguiente partido en Moscú:  sigan animando a nuestros guerreros para continuar en la batalla, haciéndoles saber que ustedes representan los corazones de todos los españoles, cuando les cantan eso que dice:

“Entre flores, fandanguillos y alegrías, nació mi España, la tierra del amor. QUE VIVA ESPAÑA. y siempre la recordarán, QUE VIVA ESPAÑA “.

Gracias y…hasta la próxima.

 

About Jorge Gómez-Manzanilla