1431544026_581281_1431550343_album_normal (1)

La noche en que el Madrid dijo adiós al sueño europeo

Minuto 91: Kelia Vidarte / LaTribunamadridista.com

El destino a veces juega malas pasadas y esta noche lo ha hecho. La venganza del ex madridista Álvaro Morata, en el regreso a su casa, de donde le empujaron a marcharse por la falta de confianza de Carlo Ancelotti, se hizo efectiva esta noche con su tanto que catapultó a la finalísima a la Juventus después de doce años y dejó fuera del campeonato europeo a los blancos que con el 1-1 decían adiós al sueño europeo de la Undécima.

El encuentro comenzó esperanzador para los hombres de Ancelotti, el Real Madrid se había adelantado en la primera parte con un tanto de penalti del portugués Cristiano Ronaldo en le minuto 23, lo que le daba la clasificación por el valor doble de los goles en campo contrario, pero no supo rentabilizar su ventaja.

Los blancos pecaron de confianza y todo pasó a convertirse en un desengaño colosal. Tras un buen primer tiempo de los madridistas, tras el descanso dieron rienda suelta a los italianos y lo pagaron. No supieron aprovechar las ocasiones y Buffon se encargó de evitar los goles blancos. El Madrid remató veinte veces a puerta y solo consiguió un gol de penalti, la Juve fue mucho más lista y con dos llegadas y sin perder los detalles igualó el tanto de Cristiano con otra diana de Morata.

A partir de ese momento el Madrid, sin el ritmo del inicio del encuentro, busco la épica con mucho empeño, pero poca claridad para forzar la prórroga. El golpe de moral era una enorme brecha en los blancos, que dejó aparcada la épica, perdió fluidez, era un equipo abatido cuyos remates de los últimos minutos eran desviados y del Cristiano de la primera parte no había rastro alguno. Lo que le faltó fue la pegada y que el esférico se pusiera a su favor, dejándolo huérfano de títulos y con la aparición de un nuevo ídolo en Turín, un nueve forma en La Fábrica madridista, al que empujaron a tomar la decisión más dolorosa de su corta carrera y emigrar a un equipo donde sí creyeron en él, para meses después ejecutar una venganza inesperada.

Barcelona y Juventus jugarán así el 6 de junio en Berlín una final inédita en la historia de la máxima competición continental. Será la octava vez que el Barça y Juve disputen el título y el año en el que el Madrid se quede sin un título, a pesar de ello de los errores se aprende y el Real Madrid debe plantearse una renovación en todos los sentidos.

Hala Madridd.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);

About admin