1390210100_extras_noticia_foton_7_1

KÁISER XABI ALONSO

Redacción:Noelia Pinto Cervero-Latribunamadridista

Sin Modric en el centro del campo, el protagonista ante el Espanyol fue Xabi Alonso. El donostiarra otorgó la pausa y el control que necesitaba el conjunto blanco para defender la ventaja conseguida en la ida, dio una espectacular asistencia a Jesé en el gol y fue el máximo recuperador del equipo con 14 esféricos robados.

Con partidos como el de ayer, no hay madridista que no esté contento con la reciente renovación del centrocampista. La fluidez en el juego, las transiciones rápidas al primer toque, en resumen, la mejoría del equipo tuvo mucho que ver con la presencia de Xabi. Todo lo que tocaba el donostiarra era con criterio y daba sentido al ataque merengue. Dio un total de 80 pases buenos y sólo falló 9 de ellos.

Asistencia de ‘quarterback’
Jesé marcó un golazo, de eso no hay dudas. No es fácil controlar un balón orientado de cara a portería con el pecho un pase de 40 metros y engañar al portero con un tiro al primer palo. No obstante, el gol tuvo su origen precisamente en el pase. Pases largos en horizontal son una fácil tarea para profesionales del fútbol, pero un desplazamiento en diagonal para un jugador en carrera, pocos pueden imitarlo.

Más implicado como ‘stopper’
A pesar de que en el resumen audiovisual del encuentro sólo luzca su asistencia al canario, el futbolista estuvo más implicado en labores defensivas -robó hasta 14 balones y fue el máximo recuperador del partido-, abarcando los espacios del centro del campo y ofreciendo amplias coberturas junto a Illarramendi que permitieron al equipo mantener un día más la portería a cero. Como bien dice Ancelotti, la mejoría defensiva es del equipo en general, no sólo de los centrales.

About admin