1392627536_extras_noticia_foton_7_0

JAVIER TEBAS:”HAY QUE TOMAR MEDIDAS YA”

Redacción:Noelia Pinto Cervero-Latribunamadridista

El paso de las horas ha disipado el humo en el Madrigal, pero no la indignación y la rabia que todavía se siente en el Villarreal y en sus aficionados. Una incómoda sensación de impotencia que tan solo podría mitigar la detención del energúmeno que el pasado sábado lanzó el bote de gas lacrimógeno al terreno de juego durante la celebración del partido entre el submarino y el Celta. Y, lamentablemente, no parece tarea fácil.

La jornada de ayer fue especialmente larga y tensa, con diversas reuniones desde primera hora de la mañana y que se prolongaron durante toda la jornada en las mismas instalaciones del Madrigal. Tras visionar los vídeos de acceso al estadio, se descartó que el bote hubiera sido lanzado por alguien que hubiera accedido al recinto 10 minutos antes de que finalizase el partido, que es cuando se abren las puertas para el desalojo del estadio.

Los vigilantes situados en la puerta de acceso número 10 , la más cercana al vomitorio desde donde presuntamente se lanzó el bote de humo, confirman que no entró nadie durante ese tiempo. Las imágenes también desmienten que fuese lanzado por alguien camuflado con un pasamontañas, un rumor que circuló la misma noche del encuentro y que no corroboró ninguno de los socios ubicados en esa zona y a los que se consultó en el día de ayer.

Javier Tebas está, lógicamente, preocupado por los últimos acontecimientos. Primero, el mecherazo del Calderón y luego el bote lacrimógeno lanzado en El Madrigal: «Hay que diferenciar ambos hechos que, por otra parte, son aislados. Lo del mecherazo es algo incontrolable. Es imposible detectar a la gente que lleva mecheros y monedas. Mientras que lo del bote es controlable. El problema es que en Villarreal falló la seguridad».

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional no ve una relación causal entre ambos execrables incidentes. «Está claro que los dos son muy condenables y que nos generan mucha preocupación. Pero lo de Villarreal es más peligroso y es controlable. Estamos hablando de una acción predeterminada. Vamos a convocar una reunión urgente para tratar qué no funcionó en el protocolo. Hay que tomar medidas ya para que esto no vuelva a pasar», explicó.

About admin