Florentino Pérez inicia su cuarto mandato como presidente del Real Madrid

Redacción: Latribunamadridista.com.

El presidente del Real Madrid, D. Florentino Pérez, nuevo presidente del Real Madrid por cuarto mandato, el segundo consecutivo desde su regreso en 2009, ha sido investido a la 13:00 en el Santiago Bernabeu, en un acto multitudinario donde ha estado presentes entre otros personalidades la Alcadesa de Madrid, Ana Botella, el Presidente de la Liga de Fútbol Profesional y los presidentes de los equipos madrileños de primera división, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano y Getafe.

A continuación, os dejamos el discurso íntegro del presidente madridista:

“Alcaldesa de Madrid; consejera de Educación, Juventud y Deporte; presidente de la Liga de Fútbol Profesional; presidentes de clubes de fútbol Atlético de Madrid, Getafe, Valladolid, Rayo Vallecano; concejales; directivos del Real Madrid; patronos de la Fundación Realmadrid y socios. 

Queridos amigos, comenzamos aquí una nueva andadura y lo hacemos con esa inmensa responsabilidad que implica estar al frente del club más grande de la historia. Y por supuesto, mis primeras palabras son y serán siempre de profundo agradecimiento a los socios del Real Madrid. Gracias porque su apoyo es para mí un motor fundamental. En este club los socios tienen la facultad de marcar el rumbo y el destino. Para ellos el Real Madrid es parte esencial de sus vidas y esa pasión por este escudo se ha transmitido de generación en generación. Por eso soy plenamente consciente de que los socios depositan en el Real Madrid sus emociones, sus sueños y sus anhelos. Hablamos de sentimientos que merecen por nuestra parte la máxima entrega, dedicación y esfuerzo.

El Real Madrid, que lleva como bandera el juego limpio, debe ser un club ejemplar que busque siempre la máxima excelencia, la máxima competitividad y la máxima perfección, tanto en las victorias como en los momentos difíciles. Nuestros aficionados y seguidores saben que hemos entregado lo mejor de nosotros mismos en busca de los desafíos deseados y que nunca nos vamos a rendir tal y como aprendimos de nuestros genios como nuestro presidente de honor, Alfredo Di Stéfano. 

En estos últimos cuatro años hemos avanzado y hemos vuelto a dar un importante salto cualitativo. Una sólida estabilidad social con la ética como referencia, un liderazgo mundial en la fortaleza económica, cuando la crisis más ha golpeado al mundo del deporte, un perfeccionamiento y potenciación de nuestras infraestructuras e instalaciones, una renovada apuesta por la solidaridad y títulos deportivos tanto en fútbol como en baloncesto. Pero el futuro ha comenzado ya y yo como vosotros también quiero más. Quiero más como cada día don Santiago Bernabéu, insaciable inconformista incluso en la victoria. Y tenéis mi palabra de que vamos a trabajar con toda la pasión y entrega para lograr esos retos. 

Agradezco también públicamente la disponibilidad y la lealtad al club de los que en este sueño vuelven a acompañarme en el camino formando parte de la junta directiva del Real Madrid. Vuestro compromiso también me aporta las fuerzas necesarias para afrontar el futuro. Y gracias también a esos millones de aficionados que con su apoyo y con su cariño hacen cada día más grande al Real Madrid en cualquier parte del mundo. Su devoción y su pasión son la energía que alimenta e impulsa a nuestro equipo. Ellos sufren con las derrotas, ellos viven con emoción los triunfos y ellos se merecen respeto en forma de una máxima entrega. La entrega absoluta de esta junta directiva, la entrega total de todos nuestros jugadores y técnicos y la entrega de todos los hombres y mujeres que trabajan en este club. 

Hoy comienza un nuevo tiempo para el Real Madrid, un nuevo camino para ir más allá en la búsqueda permanente de la superación. Como os decía, los madridistas somos por naturaleza inconformistas y lo somos incluso en la victoria. Y yo como presidente debo ser portavoz e impulsor de esa autoexigencia que nos ha servido a lo largo del tiempo para crear este mítico club. 

Hoy vivimos el momento de mayor fortaleza de nuestra historia en lo económico y en lo financiero. Se nos ha reconocido ya internacionalmente como el club más valioso del mundo. Llevamos ocho años consecutivos liderando los ranking de clubes con mayores ingresos de cualquier institución deportiva del mundo. Y precisamente estos aspectos nos van a permitir garantizar que nuestro club va a seguir siendo de sus socios y que pueda seguir reforzando su proyecto deportivo cada año. Cuando llegamos el patrimonio del Real Madrid era de 30 millones de euros y hoy tenemos más de 300 millones de euros de patrimonio. Esta solidez nos va a permitir mirar al presente y al futuro con claridad y entusiasmo, y sobre todo con una convicción que ha sido y va a seguir siendo mi principal objetivo al frente de nuestra entidad, que es que mientras yo sea presidente el Real Madrid seguirá siendo de sus socios. Son los dueños de este club y son ellos los que decidirán su destino. Nos lo enseñaron nuestros padres, llevamos así 111 años de historia y así también se lo enseñamos nosotros a nuestros hijos. 

Hemos crecido en estos años, hemos avanzado, hemos mejorado, pero ansiamos más para que nuestros aficionados sientan ese orgullo de pertenencia a un club que aspira a todo y que siempre quiere más. Este equipo ha vuelto al escenario que forma parte de su hábitat, el que nos sitúa entre los mejores y en disposición de ganar campeonatos. A lo largo de nuestra historia hemos logrado muchos títulos y las circunstancias del juego nos impidieron otros, pero siempre bajo el principio de luchar hasta el final. Eso nos hizo ser designados por la FIFA como el Mejor Club del Siglo XX, que es como decir el mejor club de la historia. Y así vamos a continuar hasta conseguir la Décima y muchos títulos más porque el Real Madrid tal como dijo L’Equipe, una de las publicaciones deportivas más prestigiosas del mundo, “es eterno”. 

Hoy soñamos con lo que va a ser esta temporada, son los dueños del madridismo, esos en los que nunca aparece la palabra imposible. Tendremos para ello un equipo con garantías, lleno de talento, hambre y entrega para alcanzar esos retos y para seducir a los apasionados al fútbol. Y vamos a contar para ello con un cuerpo técnico a la altura de lo que dictan nuestros desafíos y nuestra exigencia. 

En baloncesto vamos a volver a disfrutar con la intensidad y las ganas de esta plantilla. Vamos a darlo todo por ganar esta Liga y volveremos a trabajar para estar de nuevo en la Final Four y ganarla. Sus responsables, sus jugadores y sus técnicos han mostrado el orgullo de un deporte que también es parte de nuestra leyenda. 

Nuestra cantera seguirá siendo seña de identidad, con un Castilla que ha realizado una temporada impresionante de nuevo en la Segunda División. Y un Real Madrid C que también ha entusiasmado en Segunda División B. Una cantera, por cierto, que va a tener terminada en los próximos meses su residencia en la Ciudad Real Madrid. Es la primera vez en la historia del club que la cantera tiene su propia residencia. Eso, como diría Bernabéu, también es hacer madridismo y construir sólidamente el futuro.

El primer equipo ya cuenta para esta temporada con una residencia que también será el orgullo de los madridistas. Una residencia que es vanguardia de las instalaciones deportivas. En el territorio de las infraestructuras tenemos por tanto muy claro cómo crecer y ser aún más fuertes. La Ciudad del Real Madrid es y será nuestra casa y queremos que muy pronto sea el símbolo de lo que significa nuestro club en el mundo del fútbol. Un parque temático referente del entretenimiento y de la cultura del Real Madrid mostrará al mundo lo que hemos sido y lo que somos.

Hoy estamos de nuevo en este estadio Santiago Bernabéu, un estadio repleto de sensaciones de fútbol que simbolizan los valores y las gestas de los hombres que han construido la leyenda del Real Madrid. Un Bernabéu que ha ido conformándose con el paso del tiempo y que será muy pronto un icono arquitectónico único. Trabajaremos por tanto sin descanso para dejar un legado extraordinario a las futuras generaciones de madridistas. 

Y que nadie dude que seguiremos volcados en ayudar a los más débiles. En estos tiempos de tantas dificultades para tanta gente tenemos una misión que es que la Fundación Realmadrid siga siendo el alma de nuestro club, que llegue a todos los continentes y que llegue también al mayor número de niños y niñas que lo necesiten. Es nuestro compromiso firme con ese valor del madridismo que es la solidaridad. 

Todo esto puede y será posible gracias a la fuerza de nuestra unión. Hemos demostrado que esa es la más importante de nuestras fortalezas. Cuanto más difíciles han sido los tiempos para el Real Madrid la unidad de los socios y de sus aficionados ha sido vital para seguir adelante. Nos une este escudo, esta camiseta, su historia, su leyenda e innumerables emociones del fútbol y todos saben muy bien que el Real Madrid ha sido, es y será el gran competidor que siempre está presente. Talento, sacrificio, estabilidad, unidad, trabajo y pasión. Juntos viviremos nuevos triunfos y lograremos nuevos desafíos. Desde la humildad, pero desde la convicción de saber que formar parte del Real Madrid es un orgullo, vamos a seguir trabajando todos juntos, porque juntos ganamos”.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Comments are closed.