1440342372_383425_1440358946_album_grande

En busca de la anarquía controlada

Opinión: Luis Miguel Plá |

¿Qué le pasa al Real Madrid? ¿Qué es lo que provoca que el equipo blanco no haya marcado en 5 de los 9 partidos que ha jugado?

Esas son las preguntas que ahora mismo le quitan el sueño a muchos aficionados, las preguntas que harán que la libreta de Benítez se quede sin hojas en blanco en los próximos días.

Es evidente que esta temporada los merengues son el conjunto más equilibrado defensivamente de la Liga, pero todos nos preguntamos si eso será suficiente para que, a finales de mayo, podamos acercarnos a Cibeles a celebrar algún título. No deja de ser llamativo, que un equipo que ha alcanzado la centena de goles varias temporadas seguidas, haya sido incapaz de marcar contra equipos menores como el Valerenga o el Gijón, o que su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, haya acabado la pretemporada con un solo gol de rebote.

El año pasado nos quejábamos del poco compromiso del equipo, de lo mal que defendía, de las numerosas ocasiones que nos hacían, todo eso ha cambiado gracias a la apuesta de Benítez por el control, pero a cambio hemos entregado a los hados del fútbol esa chispa de locura que hacía al equipo de Ancelotti un auténtico torbellino impredecible y letal ofensivamente.

Con esa anarquía táctica nos quedamos compuestos y sin títulos el año pasado, y la apuesta por el control, de momento, nos está trayendo más problemas que soluciones, viendo los resultados que estamos teniendo. Entonces la pregunta que muchos nos hacemos es, ¿No existe algún término medio, no hay acaso entre el blanco y el negro algún tono de gris que permita la cuadratura del círculo? Seguro que sí, y seguro que  Benítez es el más capacitado para encontrarlo y añadirlo a la gama de colores primarios de esta temporada.

Pero solo hay un ‘pero’, en esta Liga de las Estrellas no hay espacio para pruebas y pinchazos, si los demás ganan tu tienes que ganar, porque si no en poco más de dos meses, podemos estar hablando ya de remontadas épicas y matemáticas avanzadas.

No iremos más allá del próximo fin de semana, de momento toca ganar y convencer al Bernabéu contra el Betis, equipo tradicionalmente propicio en el coliseo blanco, y una nueva oportunidad de ofrecer a sus parroquianos un fútbol atractivo con el que puedan presumir mientras se toman café el lunes por la mañana.

About Jorge Gómez-Manzanilla