Basket_Nueva_Pinya_Dentro_29_original (1)

El Real Madrid sufre para ganar pero sigue invicto

REAL MADRID

 

Desde el primer minuto, los blancos percibieron que el Iberostar Tenerife le iba a hacer bregar más de la cuenta, como ya ocurrió la temporada pasada. Tras unos primeros momentos de ritmo lento, de intercambio de canastas en la pintura, obra de Mirotic y Mejri, por el lado madridista, y de un Sikma omnipresente (12 puntos), el partido fue ganando en intensidad, aunque los de Laso no consiguieron despegarse en el marcador y terminaron yéndose al segundo cuarto con una ventaja poco significativa (16-20).

 

Tras más de dos minutos sin anotar ni un solo punto y después de que los locales se pusieran por delante después de una acción de Richotti, la escuadra madridista pareció sacudirse los kilómetros que llevaba encima (partidos en Alemania, Sevilla y Milán) y comenzó la reacción, gracias, en gran medida, a la buena labor defensiva de Rudy y a Sergio Rodríguez, cuyo porcentaje de acierto en triple al final de la primera parte era del 100% (4 de 4). El base tinerfeño anotó durante este segundo cuarto 13 de los 16 puntos del Real Madrid, A pesar de haber espoleado a los suyos y de haber conseguido ventajas de +10 (24-34; 30-40), los blancos se fueron al descanso 37-42 .

 

Al inicio del tercer cuarto, el Madrid sufrió las embestidas individuales de Uriz, que consiguió poner, nuevamente a los suyos por delante en el marcador (49-48). Y así continuó durante todo el tercer cuarto, en el que la baja anotación en ambos equipos fue la tónica. El alley oop entre el Chacho y Rudy fue lo único que ánimo un panorama sombrío (52-57). Pero, nuevamente, una canasta de Richotti, como en el cuarto anterior, reducía esa ventaja. Al final: 54-57 y todo por decidir.

 

Reyes lució galones cuando se le necesitaba. Vio que las cosas se complicaban y anotó 11 puntos consecutivos, todos los de su equipo, al inicio del último cuarto para poner la máxima diferencia del partido: +12 (56-68). Los locales comenzaron a responder y se acercaron peligrosamente en el marcador pero la reacción no sirvió de nada. Los blancos, a poco menos de dos minutos, anotaron dos triples consecutivos (Rodríguez y Rudy) que terminaron de asfixiar las expectativas que habían mantenido vivas hasta el momento los isleños. Al final, 74-85. La 19ª victoria oficial del Real Madrid en una campaña en la que todavía no han encontrado oponente.

About Jorge Gómez-Manzanilla