psg cerquita dicen

El PSG emula al United del 99 y ya está en semifinales. Dos partidos para ganar la anhelada Champions League.

Redacción: Latribunamadridista.com

Al margen del buen estado de forma del Bayern, de la buena actuación de Messi en Octavos de Final ante el Nápoles, de un Atlético de Madrid, más en forma que nunca y que eliminó al vigente campeón, al Liverpool, al margen de todo eso, el PSG es el gran favorito a levantar tras casi diez años persiguiendo el sueño, la Champions League.

Un jeque Qatarí, Nasser Al-Khelaïfi, se empeñó en ese sueño en 2011 y desde entonces, sólo ligas en Francia ha conseguido, no habiendo logrado ni siquiera alcanzar las semifinales de la máxima competición continental.

Sin embargo, este año y con una pandemía, Covid-19, por delante y esta improvisada ” Final a 8″ de Lisboa, puede ser el año de la Champions League del PSG, equipo y jugadores tiene más que de sobra, con Neymar, como gran estrella anoche en la remontada, in extremis, del equipo de Tuchel, un Neymar que es mejor y que además hace mejor al considerado mejor jugador del momento y por el que supera el madridismo con Zidane a la cabeza,el francés Mbappé.

A pesar de todo, el Atalanta, verdugo del Valencia en Octavos de Champions League, vendió más que cara su derrota, de hecho, hasta el 89′ tuvo eliminado al cuadro parisino con un gol de Pasalic, rosquita dentro del área tras una sucesión de rebotes e imposible de alcanzar para un Keylor Navas que terminó lesionado y que posiblemente, sea baja para las semifinales y la hipotética final del 23 de mayo.

El PSG, sin Verrati ni Di María y curiosamente, con Draxler en la suplencia, en parte, por tener jugadores creativos en el once como los españoles, Pablo Sarabia y Ander Herrera, poco a poco fue acelerándose y a pesar del dominio no encontraba el premio del gol.

Lo tuvo Mbappé en dos ocasiones pero se topó con el meta italiano, Sportiello y minutos después, con el defensa Palomino. Sin embargo, Neymar, la otra gran estrella de este PSG y otro jugador por el suspiró durante años, Florentino Pérez, no así Zidane, estaba enchufado, era el del Barcelona en la 2014/15, el jugador que fue clave junto a Messi y Luis Suárez para el triplete (Liga-Copa-Champions) de Luis Enrique.

Precisamente, en el 89′ y con el PSG empezando a ver un nuevo fracaso en Champions y en no pasar de cuartos ( como le ocurrió a España antes de su lustro dorado), llegó la “revolución Ney”, esa calidad que compensa tanto el aguantar sus irregularidades, sus malas caras y sus juergas desmesuradas como buen brasileño algo que los grandes jugadores y en los grandes momentos solventan con sus apariciones. Minuto 89′, balón al área de Choupo, el gran héroe anoche del PSG que captura Neymar para asistir a Marquiños que en boca de gol y tras tocar su disparo en un defensor italiano establece el (1-1), estallido de alegría en Tuchel y en todo el banquillo y no olvidemos, los no convocados del PSG como Di María, por sanción y Verrati, por lesión.

Justo Keylor acaba de lesionarse y a los pocos instantes, lo haría Thiago Silva pero eso era lo de menos. El PSG olió sangre, como lo hizo el Manchester United ante el Bayern Múnich en la final del 99 en el Camp Nou con el tanto del empate en el 89′. En aquella ocasión, dos corners botados por los diablos rojos encontraron, primero en Teddy Sheringham y luego, en Solksjaer, el empate y la remontada del equipo de Si Fergusson y de Beckham que tendría su Champions League con el United, en el campo del eterno rival del Real Madrid, su equipo en la era galáctica desde 2003 a 2007.

Anoche, nuevamente en esta mágica competición como es la Liga de Campeones y en un estadio propicio a ello, ” Da Luz” de Lisboa donde Ramos empató en la final de 2014 con un cabezazo en el 93′ y mandó el choque a la prórroga, prórroga blanca, para ganar por (4-1) al Atlético de Madrid y firmar la anhelada y deseada décima del Real Madrid, el PSG, podría estar finalmente, ante su Champions League y por supuesto, con Neymar a la cabeza. Minuto 93′, todo pasa en Lisboa por ese número, asistencia de Neymar a Mbappé y el francés se la pone a Choupo para empujar el (1-2), emular al United del 99 y en parte, al Real Madrid de la 2014 en Lisboa, en el mismo escenario, sitio mágico para culminar grandes sueños, la décima del Real Madrid y por fín, la Champions League del PSG aunque para ello, a los parisinos aún le quedan dos peldaños muy costosos de escalar, las semifinales con el vencedor del Atlético de Madrid vs Leizpig y la final, en teoría, del ganador del cruce de Cuartos de Final entre el Bayern Múnich y el Barcelona.

El sueño de Khelaifi, con Ney y Mbappé, cada vez más cerca. 

About Jorge Gómez-Manzanilla