PicsArt_05-10-11.25.09

Dulce derrota

Jesús F. Ibias

El Real Madrid accede a la segunda final consecutiva y la tercera en cuatro temporadas gracias a un gol de Isco que fulminó cualquier esperanza colchonera.

Un partido con un guión establecido. El Atleti tenía que salir a marcar, y marcar pronto para albergar esperanzas. Y así vinieron los dos goles rojiblancos, por fe, garra y motivación de un equipo que jugando en casa era lo que se esperaba de él. En quince minutos se ha puesto el partido de cara para la remontada, 2-0 y mucho tiempo para el tercero. Y ahí ha estado la clave, que el Real Madrid ha sabido frenar las acometidas contrarias a través del balón, y cuando tienes el balón lo normal es llegar a portería. Y si eres el Real Madrid lo normal es crear peligro y viendo los últimos sesenta partidos, antes o después iba a ocurrir lo que los madridistas queríamos para dejar de sufrir. El gol. Una obra maestra de Benzema por banda izquierda con cierto parecido al regate mítico de Butragueño al Cádiz, que da el pase atrás de manera muy inteligente a Kroos e Isco remata la jugada. Y ahí se acabó. Se acabó la eliminatoria. Ya era cuestión de saber manejar los tiempos y con la experiencia de los jugadores madridistas eso estaba asegurado. El atleti las tuvo en la segunda mitad para acortar distancias pero la precipitación y Keylor tuvieron la culpa de que no se concretasen las oportunidades.

El Madrid A Cardiff después de superar a un muy digno rival.

HALA MADRID Y NADA MÁS

About Jesus F. Ibias