DESDE LA TRIBUNA: HIGUAIN DEBE SER TITULAR EN EL CAMP NOU

REDACCIÓN: JORGE GÓMEZ-MANZANILLA/TRIBUNAMADRIDISTA

La prueba de fuego de la que hablamos acerca de Gonzalo Higuain y su oportunidad en Riazor la superó el “pipita”, una vez, haciendo gala del madridismo, la profesionalidad, el sacrificio, el afán de superación y sobre todo, su olfato goleador, unas virtudes que han enamorado al Bernabeu desde su llegada hace ya siete años y que siguen encandilándose a pesar del bajo rendimiento que esta temporada están dando tanto Higuain como su principal competidor por el “9” del Madrid, el francés Karim Benzema.

En una liga sentenciada pero con la obligación de pelear hasta el final (decálogo del presidente Florentino Pérez), el Madrid volvió a ser el de la liga aunque nos regaló las pinzeladas de los últimos diez minutos ante el Dortmun este año en la champions, o del segundo tiempo del Camp Nou en liga inclusive del mejor Madrid que se ha visto en liga en partidos descafeinados como ante el Athletic de Bilbao (5-1) y Sevilla (4-0) en el Santiago Bernabeu, un Madrid vertical, impetuoso, un Madrid que muerde en todas las partes del campo con Cristiano Ronaldo como conductor de la dinamita madridista, esa dinamita que el año pasado arrasó en liga con 124 goles.

Un primer tiempo soporífero ( adjetivo usado por mi compañera Noelia Pinto para calificar el primer tiempo del Madrid en Riazor), con un ordenado Deportivo donde Riki, ex canterano madridista y Pizzi pusieron “en jaque”, a la defensa blanca siendo Arbeloa, nuevamente una fotocopia del mejor lateral derecho de los últimos tres años tanto en el Madrid como en la selección española.

Con Essien desconectado por completo y donde sólo el ímpetu de Higuain y alguna pinzelada del mejor irregular Modric unido al mejor Kaká desde que viste la camiseta madridista, el Madrid capeó el temporal como pudo, justo hasta la salida de Cristiano Ronaldo a veinticinco minutos de la conclusión.

Kaká, su amigo desde la llegada a concha espina, demostró el porqué fue Balón de Oro en 2007, enganchando un latigazo desde fuera del área que sirvió a los blancos para empatar el partido 81-1), a quince minutos del final y al brasileño para reivindicar como aquel jugador de antaño que de momento, espera el madridismo (debería ser titular en el Camp Nou).

Con el Madrid volcado y Cristiano Ronaldo buscando el marco rival era cuestión de tiempo el (1-2). El Madrid enchufado es mucho Madrid y esos veinticinco minutos de asedio en Riazor deberán ser noventa en Barcelona y sobre todo, en Manchester, para luchar y conquistar la décima. Así, un jugadón de Ronaldo tuvo su culminación en el tanto, a puerta vacia, de Higuain, un tanto de oportunista, de delantero matador, de “9” y de madridista.

Higuain cumplió, el Madrid con Cristiano en el campo también, ahora le toca a Mourinho corresponder confiando en Kaká y sobre todo, en Higuain. La semana clave, Barcelona y Manchester, copa y champions, nos esperan. HIGUAIN TITULAR, HALA MADRID

About Jorge Gómez-Manzanilla