dontaye-draper-real-madrid-eb12

Desconocido Real Madrid

Redacción: Adrián Arozarena Pachón

El Real Madrid ha sumado su segunda derrota en este TOP 16 al perder a domicilio frente al Panathinaikos por 85-69 en un encuentro en el que el conjunto que dirige Pablo Laso ha ido por detras tanto en el marcador como en el ritmo de encuentro todo el partido.

El partido comenzó con un Real Madrid que en el primer cuarto fue en todo momento por detras en el marcador y sin poder llevar el ritmo del partido como al equipo entrenado por Pablo Laso le suele gustar. Pudimos ver como el conjunto madrileño no estuvo, además acertado, de cara a las transiciones defensa ataque y como las transiciones que podían llegar a buen fin no estaban acertados de cara a enchufarla en el aro. Hay que añadir también como el conjunto blanco estuvo muy pero que muy flojo en la defensa en la pintura y por ahí vinieron mucho de los puntos que concedió el conjunto de la capital de España.

El segundo cuarto comenzó como terminó el primero, con un equipo griego que supo llevar el control en todo momento del partido y un conjunto blanco que fue siempre por detrás. El conjunto entrenado por Pablo Laso llego a remontar la desventaja que tuvo en el marcador pero eso fue un espejismo debido a que en los siguientes instantes el conjunto local le endosó un parcial de 7-0. Un Real Madrid que sólo funcionó a base de arrancadas puntuales que terminaban en triples que les acercaban algo más en el marcador.

Esta primera parte nos dejo un resultado final de 41-35 en unos primeros veinte minutos donde hay que destacar el 7-1 con el cual arrasaba el conjunto local en rebotes ofensivos al equipo de la capital de España, otro dato curioso fueron los siete balones perdidos por el equipo capitaneado por Felipe Reyes.

La vuelta de vestuarios no sirvió para mucho en el conjunto visitante ya que a diferencia de otros encuentros en donde este cuarto era el trampolin mediante el cual se iban en el marcador y así conseguían tener un final de partido más placentero. Vimos por lo tanto un Real Madrid irreconocible que siguió con la misma dinámica que en el primer tiempo del encuentro y que se vio sustentado por el juego interior que sostenían Reyes y Bourousis aunque pese a ello no consiguieran para nada acercarse en el marcador sino todo lo contrario puesto que se alejaban más y más conforme pasaban los minutos.

El encuentro terminó con un equipo heleno que no quiso hacer más daño y hurgar más en la herida ya que hubo momentos en los que llego a estar casi rozando los veinte puntos por encima en el marcador.

Así con este resultado el conjunto blanco afronta un fin de semana en el que tendrá que visitar la pista del UCAM Murcia con el objetivo de poder sumar su undécima victoria consecutiva en la liga Endesa para poder así no perder más partidos respecto al lider de la competición regular que es el Unicaja Malaga. Y proseguirá su andadura europea dentro de una semana con la reedición de la pasada final de la Euroliga frente al Maccabi Tel Aviv en el Palacio de los Deportes de Madrid con el único objetivo de volver a la senda de la victoria en competición europea debido a que afronta los próximos quince días partidos frente a los dos siguientes clasificados en su grupo del TOP 16 y más derrotas supondrían ceder el liderato.

About admin