Sin título

Crónica: Un empate que puede valer oro

Redacción: Rubén López

 

El Real Madrid disputaba la segunda jornada de la Uefa Champions League en una tarde agradable en Chamartín donde se esperaban goles y buen fútbol ante un rival, a priori inferior.

Zinedine Zidane sacó una alineación propia de una cita importante con los cuatro defensas de las grandes encuentros, salvo Marcelo que esperaba en el banquillo tras las grandes actuaciones de Nacho, en la medular Casemiro, Kroos y Modric el tridente que tantas alegrías ha dado a los madridistas y en el que tanto confía el técnico francés, y arriba Hazard por la izquierda que buscaba reivindicarse ante su afición tras las criticas sufridas a lo largo de estos días, Benzema y la novedad del once Lucas Vázquez partiendo desde la banda derecha.

El encuentro comenzaba con un Madrid dominador apareciendo la primera ocasión madridista en los primeros compases del choque con un gran cabezazo de Benzema tras un saque de esquina botado por Kroos. A pesar del dominio madridista, el conjunto belga daba una mayor sensación de peligro que el conjunto madridista, ya que tenían las cosas claras y bien estudiadas teniendo claro por donde hacer daño al equipo blanco a la espalda de Carvajal y de la pareja de centrales, dejando atrás las buenas sensaciones de los anteriores encuentros donde el equipo parecía fuerte defensivamente, pero las ocasiones del conjunto visitante se sucedían continuamente dando la impresión de ser un coladero como la temporada pasada. De esta manera llegó el primer gol del Brujas con un pase largo a la espalda de Carvajal donde el extremo Tau asistió de manera magistral al protagonista de la noche Dennis para que definiera a placer donde intervino el VAR dando validez al gol.

El partido seguía con la misma tónica con el Madrid atacando, pero sin suerte de cara a portería siendo las ocasiones más claras un cabezazo de Varane que paró de manera soberbia Mignolet y dos disparos de Kroos desde fuera del área que salieron rozando el palo, mientras que el club belga continuaba con la misma estrategia creando peligro al área de Courtois que fue pitado por un sector de la afición. Tal fue el drama defensivo del Madrid, que tras un fallo garrafal de Modric lo aprovechó Dennis para anotar su segundo gol del partido y poner el 0-2 en el marcador terminando así la primera parte.

La segunda parte para los blancos arrancó con más problemas todavía con las lesiones de Courtois con problemas estomacales dando entrada a Areola, y la lesión de Nacho sustituido por Marcelo, a pesar de estas dos malas noticias se esperaba que el Madrid sacara su coraje y garra de equipo campeón y remontara un partido que se había puesto cuesta arriba.

El conjunto madridista inició la segunda mitad dando otra cara con una presión más alta y asfixiando la salida de balón de la zaga belga, pero el equipo visitante seguía llegando con peligro teniendo una ocasión clarísima en el 52” con un uno contra uno entre Areola y Dennis indetectable para la defensa blanca, que detuvo el portero francés de manera espectacular ganándose la ovación del Bernabeú, pero en la jugada posterior el dominio claro del Madrid tuvo su premio con un gran cabezazo del capitán Ramos a un centro maravilloso de Benzema dando esperanzas a la hinchada que no dejó de animar hasta el final haciendo del Bernabeú una caldera.

En la última media hora de partido el Brujas dio un paso adelante, dificultando de esta manera la salida desde atrás del conjunto de Zidane provocando que el Madrid no llegara tanto a área belga, ante esta situación ZZ dio paso a Vinicius sustituyendo a un fallón Lucas Vázquez, pero del que no se puede discutir su entrega y ganas.

Con la entrada del joven brasileño el Madrid gano en verticalidad poniendo centros peligrosos y encarando siempre a la zaga rival, provocando una tarjeta roja tras una dura entrada del capitán del conjunto visitante Vormer. De esta falta salió el empate, con un gran cabezazo de Casemiro a un gran centro de Kroos, provocando que el estadio se viniera abajo a 6 minutos del final.

Finalmente, la remontada no pudo culminarse a pesar de los numerosos intentos de los jugadores de Zidane, donde los fallos defensivos de la primera parte condenaron a un Madrid que se complica la clasificación a octavos, pero visto lo visto durante el partido el punto puede valer mucho en un futuro.

 

 

 

 

 

 

About Jorge Gómez-Manzanilla