sr4

CRÓNICA: RMA-RSO. El Madrid recupera el liderato

Redacción: Rubén López

Imagen: AS

El Real Madrid ganó por 1-2 a la Real Sociedad en un partido raro de los hombres de Zidane, recuperando con estos tres puntos la primera posición y relegando al segundo puesto al FC Barcelona. Los goles madridistas fueron obra de Ramos y de Benzema. El gol local fue de Mikel Merino.

El técnico madridista, Zinedine Zidane sorprendió como cada jornada con la inclusión de jugadores por los que nadie apostaba por ellos en su once inicial. Vinicius, James y Marcelo eran las principales novedades, donde se quedaban esperando su momento en el banquillo Modric, Hazard y Mendy, este último tras salirse en el último partido ante el Valencia con una gran asistencia para Asensio. El once madridista fue el formado por: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Valverde, Kroos, James; Vinicius y Benzema.

El entrenador txuri-urdin, Imanol Alguacil apostó por Isak en la punta de ataque en detrimento de William Jose. El once local sería el compuesto por: Remiro; Gorosabel, Llorente, Le Normand, Monreal; Merino, Zubeldia, Odegaard; Portu, Isak y Oyarzabal.

El partido comenzó con un Madrid dispuesto en el verde con un 4-2-3-1 con la defensa formada por Carvajal y Marcelo en los laterales, mientras que en el eje de la zaga la dupla Ramos-Varane. En la sala de máquinas un doble pivote formado por Casemiro y Valverde, por delante Vinicius y James en los costados y Kroos por detrás del delantero que fue Benzema.

Por su parte, la Real Sociedad salió al terreno de juego con la misma disposición táctica que los merengues, es decir, un 4-2-3-1. La defensa formada por Monreal y Gorosabel en los laterales, mientras que los centrales fueron Llorente y Le Normand. El centro del campo fue el formado por dos pivotes como Zubeldia y Merino, mientras que de enganche estuvo Odegaard, en las alas Portu y Oyarzabal, y de ariete Isak.

El partido comenzó con una ocasión clarísima para los intereses madridistas en las botas de Vinicius tras un pase de la muerte de Valverde, donde el disparo del carioca en una posición favorable se fue desviado de la meta de Remiro.

Después de esta oportunidad visitante el partido entró en una fase equilibrada donde los dos querían imponer su juego, pero ninguno de los dos lo conseguía. Ambos equipos tenían posesiones largas y querían atacar mediante la posesión sin rifar el balón, pero sin ningún peligro para el equipo rival.

En el minuto 14 llegó la primera ocasión local teniendo como protagonista a Odegaard que conectó un disparo lejano que se marchó muy arriba de la meta de Courtois. El partido seguía con la misma tónica de posesiones inofensivas, y parecía que solamente podían llegar las ocasiones a balón parado, por algún error grave del contrario o por alguna genialidad.

En el minuto 32 llegaría una buena ocasión madridista con un disparo de Benzema tras robo de Valverde en la salida de balón local, donde el uruguayo se la cedió al galo que conectó un disparo que no entrañaba ningún peligro para Remiro.

El Madrid se acercaba con más peligro que los hombres de Imanol Alguacil, pero el ataque madridista solamente se concentraba en un único jugador: Vinicius omnipresente durante los 90 minutos el cual también se desgastó en acciones defensivas. Además, el jugador brasileño tuvo otra buena acción individual en el minuto 41 para abrir el marcador, yéndose de varios defensas locales con cierta facilidad, pero falló en su disparo final que despejó el portero sin problemas.

Con el resultado sin goles se llegó al descanso, donde el Madrid no se sentía nada cómodo sobre el tapete con un James desaparecido en banda sin entrar apenas en contacto con el balón y con un Valverde muy adelantado de posición, desaprovechando su principal virtud que es robar y salir con la potencia que tiene “el pajarito”, pero el Madrid se defendía bien, saliendo a la contra buscando a Vinicius en velocidad que ponía en serios aprietos a la zaga local.

La segunda parte comenzó de la mejor manera para los hombres de Zidane, ya que en el minuto 49 donde nuevamente Vinicius, pura verticalidad se fue en velocidad de su defensor provocando que Diego Llorente le hiciera un penalti inocente, donde el encargado de ejecutarlo fue Ramos que engañó completamente a Remiro, poniendo de esta manera por delante a su equipo, que lamentablemente el camero tuvo que abandonar el terreno de juego por un duro golpe en la rodilla en el que esperemos que no sea nada grave, ya que estaba en su mejor momento de la temporada.

Con el gol del capitán madridista, el conjunto visitante se sentía más cómodo sobre el verde y comenzó a tener posesiones más largas, pero este buen momento duró muy poco, ya que la Real Sociedad con las entradas desde el banquillo le aportaron dinamismo y una mejor imagen, pero igual que en la primera mitad sin poner en peligro a la zaga visitante.

La entrada de Januzaj, ex del Manchester United le dio otro aire y mucha claridad al ataque txuri-urdin, un jugador zurdo de una calidad técnica exquisita capaz de resolver partidos. En el minuto 60 daría el primer aviso a los madridistas con un tiro lejano que se fue desviado. En la jugada siguiente los merengues responderían con un disparo de Kroos sin problemas para Remiro que atajó en dos tiempos el esférico.

En el minuto 68 llegaría el empate con un gran zurdazo de Januzaj que batió a Courtois, sin embargo, el tanto fue anulado por fuera de juego posicional de Mikel Merino al entender el árbitro que afectaba en el campo de visión de Courtois, una jugada similar a la que sucedió en la jornada anterior con la posición incorrecta de Maxi Gómez frente al Valencia.

Posteriormente, en el minuto 70 llegaría el gol de la tranquilidad, obra de Benzema que realizó un gran control con el hombro y superó a Remiro con un tiro raso, donde el portero txuri-urdin pudo hacer más.

Con el segundo tanto madridista, el Madrid se echó muy atrás y comenzó a sufrir en exceso, a pesar de que la Real Sociedad no conseguía tener ocasiones claras, pero había más sensación de peligro, ya que al equipo de Zidane no le duraba nada la pelota y el conjunto local robaba en campo contrario, volcándose con todo en busca del gol que les metiera en el encuentro.

El primer aviso llegaría en el minuto 80 tras un cabezazo de Willian José a centro lateral, pero en la siguiente acción ofensiva del conjunto de Alguacil, Mikel Merino a centro de Roberto López definió de manera soberbia por el palo corto con un disparo potente ante el que nada pudo hacer Courtois tras un grave error defensivo de los hombres de Zidane.

El gol de Mikel Merino ponía emoción al partido, y el guión del partido seguía siendo el mismo, una Real Sociedad dominadora del encuentro y un Madrid muy replegado que solamente achicaba balones en busca de que algún balón largo le cayera a alguno de sus delanteros ante una defensa local muy adelantada y de esta manera resolver el encuentro.

En el descuento llegarían las ocasiones, la primera en el minuto 91 en las botas de Mariano que consiguió superar a la defensa local pero no logró batir a Remiro ya que conectó un disparo muy defectuoso que se fue muy desviado. La segunda y la última del partido la tuvo Elustondo a centro de Merino, donde su testarazo se fue por poco de la meta de Courtois. Finalmente, con el resultado de 1-2 se llegaba al término del partido.

Con la victoria madridista el equipo de Zidane se pone líder en un mal partido, pero donde lo más importante son los tres puntos y la recuperación de liderato, dependiendo de nosotros mismos para la consecución del titulo liguero y con la vista puesta en el miércoles en el partido frente al Mallorca a las 22:00 en el estadio Alfredo Di Stéfano.

About Jorge Gómez-Manzanilla