CRÓNICA: RMA-LIV. Este Madrid da razones para soñar

Redacción: Rubén López / Latribunamadridista.com

Imagen: Cadena SER

Paso de gigante del Real Madrid hacia las semifinales de la Uefa Champions League tras vencer por 3-1 al Liverpool. Partido muy completo del equipo de Zidane que fue superior durante la mayoría del encuentro al conjunto inglés, donde tuvo un arreón final y un mejor inicio en la segunda mitad. El Madrid de las grandes citas salió a relucir para llamar a la puerta de la 14ª. Los autores de los goles madridistas fueron Vinícius por partida doble y Asensio, mientras que el gol del “Pool” fue obra de Salah.

El técnico madridista, Zinedine Zidane, incluyó varias novedades en el once inicial. La mala noticia de esta mañana en la que se confirmaba que Varane había dado positivo por COVID-19 obligaba al galo a cambiar de planes. Zizou apostó por un 4-3-3 con la novedad de Militao en el eje de la zaga junto a Nacho, mientras que en la punta de ataque salía de inicio con el tridente compuesto por Vinícius, Benzema y Asensio. La alineación madridista fue la compuesta por: Courtois; Lucas, Militao, Nacho, Mendy; Casemiro, Modric, Kroos; Asensio, Benzema y Vinícius.

El entrenador “red”, Jurgen Klopp, salió de inicio con una gran sorpresa en la alineación. Thiago no salía de la partida y Naby Keita ocupaba su lugar con el objetivo de dar músculo en la sala de máquinas. En punta de ataque salía el tridente formado por Mané, Salah y Diogo Jota, este último en detrimento de Firmino que no llegaba al encuentro en un gran momento de forma, debido a que salía recientemente de una lesión en la rodilla. El once del “Pool” era el compuesto: Alisson; Alexander-Arnold, Kabak, Phillips, Robertson; Fabinho, Keita, Wijnaldum; Mané, Salah y Jota.

El partido comenzó con un Real Madrid muy entonado saliendo muy enchufado al verde. En el primer minuto Benzema dio el primer aviso con un disparo flojo sin problemas para Alisson, demostrando que el equipo de Zidane salió sin dudar en busca de la eliminatoria.

A pesar de que el conjunto local tenía mucha más sensación de peligro y mucha mayor posesión, el encuentro estaba muy igualado. La defensa madridista estuvo muy atenta y segura para frenar el tridente de ataque tan temido del equipo inglés. En el minuto 12 nuevamente el Real Madrid tuvo una buena aproximación, donde Mendy ganó línea de fondo para poner un gran envío para Vinícius culminando la jugada con un testarazo que salió lamiendo el poste.

Con el paso de los minutos el Madrid se iba haciendo todavía más con el mando del encuentro, dominando a su antojo el encuentro, con un Kroos sublime siendo el faro del conjunto merengue haciendo jugar a su equipo. Fruto del buen juego y arranque madridista en el minuto 26 el germano sacó a relucir su guante en su bota con un pase magistral a la espalda de los centrales para Vinícius que amortiguó el esférico con el pecho para después definir a la perfección con un buen disparo y abrir la lata. Resultado justo por lo reflejado sobre el verde que estaba siendo muy superior a los hombres de Klopp.

El gol supuso un gran golpe anímico para el Liverpool que tras el gol de Vinícius no salía de su campo ante un Madrid que mordía, oliendo la sangre con el objetivo de sentenciar la eliminatoria. El equipo de Zidane seguía a lo suyo. En el minuto 31 tuvo una nueva ocasión en las botas de Vinícius, después de que Benzema, que se movía por todo el frente de ataque, habilitara al brasileño que finalizó la jugada con un disparo que taponó la defensa “red” a córner.

El Liverpool estaba grogui sin conseguir pisar las inmediaciones de la portería de Courtois que era un espectador más sin apenas tener que intervenir. El Real Madrid lo aprovechó y en el minuto 36 Asensio firmó el 2-0. Otra vez un nuevo pase de Kroos a la espalda fue despejado de mala manera por Alexander-Arnold al centro siendo aprovechado por el balear para plantarse sólo ante Alisson que le superó con una picada sutil y sin portero enviar el balón al fondo de las mallas. Tanto del balear que servía para dar un paso importante en el partido y en la eliminatoria.

Si el Liverpool ya estaba grogui con el 2-0 estaba K.O. y el Real Madrid pudo conseguir el 3-0 tras un nuevo error de Kabak, donde el turco cedió de mala manera al balón, siendo aprovechado nuevamente por Asensio, pero no pudo finalizar la jugada, debido a que le cayó el balón a la diestra. Jurgen Klopp ante el mal juego de su equipo y la pésima primera parte del Liverpool buscó reaccionar incluyendo antes del descanso a Thiago en detrimento de Keita. Con el 2-0 se llegó al intermedio, resultado justo y muy bueno para los intereses madridistas.

La segunda parte con la entrada de Thiago el Liverpool reaccionó y empezó a arrinconar generando mucha sensación de peligro ante un Real Madrid que comenzó con la defensa muy replegada. Fruto del buen arranque de los segundos 45 minutos, el Liverpool encontró la recompensa del gol. Una buena jugada rápida del equipo visitante fue culminada por Diogo Jota con un disparo que fue taponado por Militao, pero el rechace fue a parar a las botas de Salah que no perdonó en el uno contra uno frente a Courtois. Duro golpe para el equipo de Zidane después del buen trabajo realizado en la primera mitad.

El Real Madrid supo rehacerse al tanto del egipcio, disipando todas las dudas que pudiera haber provocado el 2-1, una reacción digna del 13 veces campeón de Europa. El Madrid pasó a tener de nuevo el mando del encuentro con posesiones largas enfriando el partido. En el 60 llegaría el primer acercamiento madridista de la segunda mitad sobre la meta de Alisson, teniendo como protagonista a Kroos con un disparo desde la frontal que se marchó muy desviado.

En la jugada siguiente en el minuto 64 llegaría la reacción madridista poniendo en el luminoso el 3-1. Un saque de banda fue puesto en marcha por Lucas Vázquez para Benzema que mejora todas las jugadas, habilitó a Modric que vio el desmarque de Vinícius para que el brasileño de primeras finalizara con un disparo raso ante el que nada pudo hacer su compatriota Alisson. Partidazo de Vini para callar bocas y firmar un doblete en el mejor partido de su carrera como madridista, actuaciones en las que se forjan las estrellas y el brasileño tiene madera de crack.

El Real Madrid ya se parecía al de la primera mitad y hacía circular el balón con mucha velocidad y precisión. En el 70 el equipo de Zidane tuvo una nueva oportunidad con Vinícius, pletórico durante su estancia en el verde, inició una cabalgada espectacular para habilitar a Benzema finalizando con un disparo centrado que atajó Alisson.

Durante el último cuarto de hora el “Pool” achuchó pero la defensa madridista estuvo muy firme con una sublime actuación de los cuatro zagueros, pero cabe destacar el partido de Militao que después de no jugar durante toda la temporada y sin gozar apenas de confianza ha cuajado un partido más que notable. El acercamiento más peligroso de los hombres de Klopp tuvo lugar en el minuto 76 con un disparo de Thiago desde la frontal que salió muy desviado de la meta defendida por Courtois. Con el 3-1 se llegaría al término del encuentro.

Resultado maravilloso para el Real Madrid que en el día de hoy ha firmado uno de los mejores partidos de la temporada y que además sirve para afrontar con muy buenas sensaciones la próxima final que tendrá lugar el sábado a las 21:00 horas en el Alfredo Di Stéfano ante el Barcelona pudiendo ser decisivo para el desenlace de la Liga.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario