ramtes

CRÓNICA: RMA-GET. Ramos acerca al Real Madrid a su 34º Liga

Redacción: Rubén López

Imagen: La Vanguardia

El Madrid salió victorioso de un partido muy trabajado frente a un correoso Getafe por la mínima con un solitario gol de Ramos desde los 11 metros.

El Real Madrid salía de inicio con la alineación que predijimos en la previa, de manera que Zidane no sorprendió con su once como lo suele hacer de manera habitual. Los jugadores por los que apostaba Zidane para enfrentarse al Getafe eran: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Vinicius y Benzema.

El técnico azulón, José Bordalás sorprendía con su once, ya que no salía con su esquema habitual de dos delanteros (4-4-2) y apostaba por blindar la medular con tres centrocampistas de corte defensiva como Arrambarri y Maksimovic, los dos habituales en la sala de máquinas del Getafe más David Timor, ex del Girona y doblando el lateral con Damián Suárez y Nyom con el objetivo de frenar las internadas de Vinicius y, por medio también con el propósito de cerrar los espacios de manera que el Madrid no tenga fluidez en sus posesiones. El once visitante fue el compuesto por: David Soria; Damián, Djene, Etxeita, Olivera; Nyom, Maksimovic, Arrambari, Timor, Cucurella y Jaime Mata.

El partido comenzó con una buena ocasión del equipo local en las botas de Benzema tras una buena acción individual del galo que obligó a David Soria a hacer una buena estirada.  Esta ocasión fue un espejismo de la primera media hora de partido, ya que el Getafe a partir de ese momento se hizo con el mando del partido, donde el plan de Bordalás se impuso a la estrategia de Zidane, ya que el equipo azulón propuso una presión muy alta en bloque muy bien coordinada con una defensa muy adelantada, incomodando la salida desde atrás del Madrid que no consiguió dar dos pases en los primeros 20 minutos, dado que el equipo de Zidane estaba diseñado para manejar el partido a partir de la posesión, pero sobre el verde el plan getafense se impuso en el partido.

Fruto del buen comienzo del equipo del sur de Madrid, llegaría su primera oportunidad en el minuto 10, teniendo como protagonista a Etxeita tras una falta sacada rápida para Damián Suárez que puso un gran centro para el central visitante que forzó a Courtois a hacer una parada sensacional para desviar el balón a córner. En la jugada siguiente llegaría una nueva ocasión para el equipo visitante en las botas de Jaime Mata con un disparo sin tensión desde fuera del área al palo largo que atajó sin problemas el portero madridista.

El partido seguía con la misma tónica con un Getafe dueño y señor del encuentro, jugando a lo que pretendían, sin embargo, en el minuto 22 una buena triangulación entre Isco-Modric-Mendy, donde este último puso un gran centro raso a Vinicius que en una gran posición remató algo forzado, pero David Soria realizó una gran parada con una buena estirada.

A Zidane le surgió un contratiempo ya que tuvo que sustituir a Varane por Militao, ya que el central francés estaba algo mareado tras recibir un balonazo en el rostro. A partir del minuto 30, después del “cooling break” el Real Madrid cambió el chip y pasó a tener mucha más posesión de balón, teniendo al Getafe metido en su propio campo sin poder pasar del centro del campo, sin embargo, a pesar de este cambio de guión, el Madrid no gozó de muchas ocasiones, solamente una de Isco a centro de Ramos donde el malagueño remató en una especie de tijera que obligó al portero visitante a hacer una buena parada. Con el empate sin goles se llegaba al descanso donde el Madrid no se sentía cómodo ni conseguía llegar a área rival con claridad.

La segunda parte comenzó de la misma manera que la primera mitad con un Getafe mordiendo en la zona de creación del Madrid, siendo muy valientes y demostrando ser un equipo muy bien trabajado, un equipo de autor del gran técnico José Bordalás que ha formado un equipo con una gran personalidad con un estilo de juego muy definido que, a pesar de no tener jugadores de renombre ha sacado el máximo provecho de ellos, teniendo al equipo sexto en Liga con opciones de meterse en Champions League, y en octavos de final de la Europa League tras eliminar en la ronda anterior a todo un Ajax, semifinalista de Champions de la edición anterior, demostrando que el Getafe es un equipazo, todo provocado por el gran trabajo de Bordalás.

La primera oportunidad de la segunda parte llegaría en el minuto 57 tras caer el balón en las botas de Modric en la segunda jugada de un saque de esquina, donde el croata disparó desde una posición muy lejana con un tiro raso con toda la intención que casi se cuela en la meta de David Soria. La respuesta visitante no se hizo esperar y en la jugada siguiente tras un error de Mendy en la salida de balón que cedió el balón a Jaime Mata, el delantero español se plantó en una buena posición ejecutando un tiro con mucho peligro al palo largo que estuvo a centímetros de superar a Courtois.

Zidane desde el banquillo pretendió “agitar la coctelera”, ya que el Madrid seguía sin comprometer a David Soria con la introducción de Rodrygo, Valverde y Asensio, en detrimento de Isco, Vinicius y Modric, incorporando a dos puros jugadores de banda para atacar al espacio y “buscar las cosquillas” a la defensa adelantada del Getafe.

Los cambios de Zidane no cambiaron la imagen del Madrid y seguía sin encontrar la solución de desentrañar el plan de Bordalás. Finalmente, en el minuto 78 después de una gran jugada colectiva donde Carvajal encontró el hueco a la espalda de Olivera atacó el espacio y tras recortar al defensa uruguayo fue zancadilleado para provocar de esta manera el de Leganés un penalti claro que, fue transformado con mucho temple por Ramos.

Tras el gol del capitán madridista al Madrid le tocaba sufrir, pero aguantó hasta el final sin ningún problema, donde a pesar del mal juego madridista fueron un equipo con un gran trabajo colectivo sin conceder muchas ocasiones al rival. El resultado final fue 1-0 favorable al equipo de Zidane.

Con estos tres puntos el Madrid distancia al Barcelona por cuatro puntos más el gol average, teniendo la Liga muy bien encarrilada a cinco partidos para la conclusión de la Liga, donde si el Madrid gana el domingo a las 14:00 horas ante el Athletic de Bilbao en San Mamés tendría el título liguero prácticamente en el “bolsillo”.

About Jorge Gómez-Manzanilla