equipo

CRÓNICA: RMA-ESP. Victoria por la mínima que vale oro

Redacción: Rubén López

Imagen: AS

El Madrid venció por 0-1 en un partido que monopolizó la posesión de balón pero sin generar excesivo peligro ante un Espanyol que no fue capaz de generar jugadas de ataque durante los 90 minutos, lo que explica el por qué es el colista de la Liga Santander. El único tanto del partido fue obra de Casemiro.

El técnico madridista, Zinedine Zidane salió con un 4-4-2 en rombo con Courtois en portería, Carvajal y Marcelo en los laterales, mientras que en el eje de la zaga fue la dupla formada por Ramos y Varane, en el centro del campo el hombre más rezagado fue Casemiro, mientras que las bandas las ocuparon Kroos y Valverde, mientras que Isco actuó como enlace con la labor de encontrar a los hombres de ataque, y arriba Hazard con total libertad de movimientos y Benzema en punta que se movía por todo el frente de ataque.

El conjunto perico dirigido por Rufete comenzaba formando con un 4-2-3-1 con Diego López en portería, en los laterales Víctor Gómez y Dídac Vilá y la dupla de centrales fue ocupada por Cabrera y Bernardo, en la zona de elaboración un doble pivote compuesto por Marc Roca y David López por delante actuando como interiores Wu Lei y Embarba, Sergi Darder haciendo de enganche y en punta Raúl de Tomás.

El partido comenzó con un dominio absoluto del equipo local llevando bastante peligro para la zaga madridista, el primer acercamiento de los hombres de Rufete fue en el minuto uno con una falta lejana de Embarba que atajó sin problemas Courtois. En la jugada posterior, sí que llegó una seria oportunidad para los intereses locales teniendo como protagonista a Darder que a centro de Wu Lei erró una buena ocasión tras rebotar el balón en Carvajal.

El conjunto periquito se asomaba con peligro a la meta de Courtois durante los primeros cinco minutos, pero en ocasiones después de hilar buenas jugadas colectivas no se atrevían a disparar siendo unos minutos muy frenéticos. Por su parte, el Madrid no pudo ni pasar del medio campo en los primeros compases del encuentro, donde la primera ocasión visitante tuvo como protagonista a Casemiro con un disparo lleno de intención desde el centro del campo buscando sorprender a Diego López que estaba adelantado pero consiguió sacar una mano para solventar la ocasión.

El Madrid parecía despertar mediante posesiones largas y buscar espacios ante un rival replegado cerrando muy bien los espacios después del comienzo fulgurante de los locales. En el minuto nueve llegaría una nueva ocasión en un libre directo botado por Kroos, donde en la segunda jugada el balón cayó en los pies de Casemiro que enganchó una violenta volea que remató Ramos en boca de gol que se fue alto, ya que el capitán madridista no pudo darle dirección a la pelota debido a la velocidad con la que iba el disparo del brasileño.

A balón parado el Madrid hacía peligro y nuevamente en el minuto 13 otra vez Casemiro, omnipresente tanto en ataque como en defensa tuvo una buena ocasión tras un saque de esquina botado por Kroos al primer palo que peinó Varane para la llegada del carioca al segundo palo que remató arriba.

El Madrid parecía hacerse dueño y señor del encuentro tras el arranque dubitativo, pero no conseguía llegar con excesivo peligro ya que el Espanyol estaba bien posicionado defensivamente cerrando espacios por dentro. A balón parado es como hacían peligro ambos equipos, y es que en el 19 otra vez en una falta lateral ejecutada por Marc Roca en una especie de centro-chut se fue envenenando, estando providencial Courtois para despejar el balón.

A partir de esta ocasión local, el encuentro entró en una fase donde no sucedió nada teniendo el Madrid posesiones muy largas en campo contrario pero sin encontrar el último pase, echando en falta jugadores verticales e incisivos como Vinicius que había sido el más destacado en los últimos partidos, ya que al Madrid en estos momentos le faltaba chispa y verticalidad en ataque.

En el minuto 35 llegaría una ocasión para los visitantes en las botas de Benzema que tras una buena acción individual ejecutó un disparo al palo largo donde estuvo soberbio Diego López para desviar el balón a saque de esquina. El Espanyol sufría en los últimos compases de la primera mitad, ya que no conseguía pisar área rival mediante contrataques, debido a que estaban muy imprecisos los jugadores pericos.

En el minuto 43 llegaría la oportunidad más clara del choque donde tanto Benzema, Casemiro y Hazard tuvieron posibilidades para abrir la lata en una jugada embarullada, pero donde el belga tuvo la oportunidad más clara con una volea sin mucho peligro que desvió el portero local a saque de esquina. Sin embargo, en la jugada posterior llegaría una jugada de fantasía de Benzema que hizo magia sacándose un taconazo con caño incluido a Bernardo para la historia que vio por el retrovisor la llegada de Casemiro para que marcara a placer. Con el gol psicológico del brasileño se llegaría al descanso en un partido incómodo para los de Zidane.

La segunda parte comenzó con una buena oportunidad para los hombres de Rufete en las botas de Wu Lei tras un centro raso desde la derecha que remató sin mordiente el delantero chino que atajó sin problemas Courtois.

La respuesta madridista no se hizo esperar y en el minuto 50 de nuevo Benzema a centro de Isco tuvo una buena ocasión para anotar el tanto de la tranquilidad, pero Diego López paró el disparo en dos tiempos.

Tras estos primeros cinco minutos de la segunda mitad, el partido entró en una fase peligrosa para los intereses madridistas que se mantuvo hasta la conclusión del encuentro, ya que los hombres de Zidane mantuvieron el resultado a partir de la posesión del balón, y aunque no llegaba el equipo perico ni había sensación de peligro, en cualquier error en la salida de balón o en alguna acción a balón parado podía llegar el empate. De esta última manera, casi llega el empate espanyolista en el minuto 65 tras una falta lejana de Raúl de Tomás que llevaba veneno pero el meta madridista estuvo sensacional para despejar el disparo del ex del Rayo Vallecano.

El técnico perico Rufete, intentó agitar a su equipo con las entradas de hombres de ataque como Melendo, Calleri y Nico Melamed con la intención de poner en apuros a los madridistas, sin embargo, sus cambios no tuvieron el efecto deseado y el equipo local seguía sin llegar con peligro a las inmediaciones del portero belga. En el minuto 73 tendrían una nueva oportunidad en las botas de David López que disparó desde la frontal a las manos de Courtois. El tiempo se acababa y el conjunto perico no era capaz de generar peligro.

La oportunidad más clara fue en el minuto 87 donde Bernardo no pudo llegar a conectar un cabezazo a una falta lateral, que de haber llegado el central perico a rematar hubiera sido el 1-1 en el marcador. Finalmente, el partido concluyó con el resultado favorable para el Madrid por 0-1.

Con esta victoria el Madrid se coloca líder con dos puntos de distancia sobre el Barcelona, que tiene un partido muy complejo este martes a las 22:00 horas frente al Atlético de Madrid en el Camp Nou, donde es muy probable que el equipo de Setién se deje puntos, por lo que si el Madrid consigue los tres puntos el jueves (22:00 horas, Estadio Alfredo Di Stéfano) ante el Getafe dejaría la Liga muy encarrilada para los hombres de Zidane.

About Jorge Gómez-Manzanilla

Deja un comentario