asensio

CRÓNICA: LEG-RMA. Empate ante el Leganés (2-2) para terminar la Liga 2019-2020

Redacción: Rubén López / Latribunamadridista.com

Imagen: AS

Empate a dos entre Leganés y Real Madrid que condena al equipo pepinero al descenso, mientras que el Madrid no consigue el objetivo de pleno de victorias. Los goles madridistas fueron obra de Ramos y Asensio, mientras que los autores de los goles pepineros fueron Bryan Gil y Assalé.

El técnico madridista, Zinedine Zidane introdujo varias rotaciones en el once inicial apostando por un 4-3-3 con Areola, Lucas, Militao, Isco y Vinícius como principales novedades. La alineación madridista sería la compuesta por: Areola; Lucas Vázquez, Militao, Ramos, Mendy; Casemiro, Valverde, Isco; Vinícius, Benzema y Asensio.

El entrenador pepinero, Javier Aguirre alineó un once de garantías apostando por la cantera en punta de ataque con Manu Garrido en el partido que para su equipo era una auténtica final. El Leganés salía de inicio con un 5-4-1: Cuéllar; Rosales, Bustinza, Tarín; Siovas, Jonathan Silva; Aitor Ruibal, Amadou, Recio, Bryan Gil y Manu Garrido.

El partido comenzó con un pasillo de homenaje del Leganés al campeón de Liga. Una vez que el árbitro decretó el pitido inicial el partido estuvo muy equilibrado en los primeros compases, pero con el paso de los minutos el Madrid poco a poco se iba haciendo con los mandos del choque. En el minuto cinco llegaría la primera ocasión del encuentro en las botas de Valverde a pase de Mendy, donde el “pajarito” conectó un potente disparo desde la frontal del área pero Cuéllar estuvo espectacular para sacar una mano para desviar el chut del uruguayo.

En el minuto ocho llegaría el primer tanto del encuentro a balón parado, donde un libre directo botado por Isco fue rematado por Ramos completamente libre de marca para poner el 0-1 en el tanteador.

Este gol de Ramos suponía un mazazo para las aspiraciones de mantenerse en primera del Leganés, sin embargo, el conjunto pepinero no le perdía la cara al encuentro y conseguía llegar a las inmediaciones de Areola. Su primera aproximación tuvo lugar en el minuto 13 después de una buena conexión entre Jonathan Silva y Bryan Gil, que fue finalizada por este último con un disparo blando que fue atajado por el portero madridista. El equipo de Zidane tenía mucha posesión de balón pero sin generar excesivo peligro, en el minuto 17 el equipo visitante tendría una nueva oportunidad teniendo como protagonista a Benzema que tiró un buen desmarque pero su disparo se fue al lateral de la red.

El Leganés encontró el punto débil del Madrid, y éste era la banda derecha del Madrid con Lucas Vázquez en el lateral que no conseguía parar a Bryan Gil, y una vez que lo descubrieron el conjunto de Aguirre no paró de intentarlo por medio de la conexión Bryan-Jonathan Silva. En el minuto 20 llegaría otra ocasión del Leganés otra vez por su banda izquierda, donde Recio conectó un disparo centrado que atajó Areola.

Con el paso de los minutos el Leganés se sentía más cómodo sobre el verde y pisaba con más asiduidad campo rival llegando a tener varias oportunidades claras. En el minuto 37 nuevamente Recio tendría una buena ocasión para poner el empate con una falta en una muy buena posición, pero su disparo se topó con Benzema que estuvo formidable para desviar el balón a saque de esquina. Posteriormente, Aitor Ruibal disparó desde una posición muy lejana con un disparo que llevaba veneno yéndose por poco de la meta de Areola.

El Madrid encadenaba varios minutos sin gozar de una ocasión, teniendo que esperar hasta el minuto 40 para ver una nueva oportunidad de los hombres de Zidane, donde Mendy hizo gala de su poderío físico regateando con facilidad a su marcador y poniendo un balón atrás para Asensio que conectó un disparo defectuoso que se fue muy arriba de la meta de Cuéllar.

Finalmente, la insistencia del Leganés tuvo premio y en el descuento llegó la igualada para los hombres de Aguirre. El tanto fue obra de Bryan Gil a centro de Jonathan Silva, donde el canterano sevillista superó con un disparo colándose por debajo de las piernas del portero galo. Con el resultado de 1-1 se llegaba al intermedio.

La segunda parte comenzó con cambios por parte de ambos equipos. Javier Aguirre daba entrada a Guerrero y Óscar Rodríguez en sustitución de Manu Garrido y Ruibal, dos cambios de clara vocación ofensiva, mientras que Zidane sustituía a Ramos por Nacho Fernández.

El segundo tiempo comenzó de la peor manera para el Leganés y de la mejor manera para el Madrid, ya que consiguió adelantarse de nuevo con un gol tempranero, concretamente en el minuto 52 donde un error de Guerrero en la entrega en el centro del campo propició el robo de Isco que con un pase de fantasía con el exterior habilitó a Asensio que en el uno contra uno ante Cuéllar no falló y puso nuevamente en ventaja a su equipo.

Este resultado ponía muy compleja la permanencia al Leganés, pero no dejó de intentarlo hasta el final del encuentro, encadenando numerosas ocasiones en lo que quedaba de encuentro. En el minuto 68 el canterano madridista, Óscar Rodríguez tuvo una muy buena ocasión tras conectar un disparo peligroso desde fuera del área que fue solventada por Areola de manera excepcional con una mano salvadora y salvar de esta manera el empate. Cuatro minutos más tarde Óscar consciente de su gran disparo lo intentó de nuevo desde la frontal del área, pero su intentona fue desbaratada por Areola que atajó su chut. Un minuto más tarde el equipo de Aguirre tendría una nueva ocasión en las botas de Assalé, que realizó una buena jugada individual pero su disparo fue a parar a las manos de Areola que estuvo muy seguro donde los 90 minutos.

Finalmente, después de numerosas ocasiones locales llegaría de nuevo el premio pepinero. El autor del tanto fue Roger Assalé que definió a la perfección ante Areola tras recibir un centro de Jonathan Silva desde la izquierda. El equipo local estaba desatado y se empezó a creer que sí podían conseguir la permanencia.

En la jugada posterior al 2-2, el Leganés tuvo una oportunidad de oro en las botas de Javier Avilés que en una posición inmejorable conectó un disparo defectuoso que se fue desviado de la meta de Areola. El equipo de Aguirre borró completamente del mapa en la segunda parte al conjunto de Zidane e intentaban ponerse por delante en el marcador y soñar con la permanencia provisional, a la espera de lo que sucediera en Cornellá-El Prat entre Espanyol y Celta.

Con un Leganés volcado completamente al ataque, llegaría una de las pocas aproximaciones madridistas de los segundos 45 minutos en las botas de Brahim que remató arriba un centro de Jovic. El equipo local seguía llegando con mucha facilidad a la meta madridista, y en el minuto 83 desde un saque de esquina, nuevamente Javier Avilés tuvo una gran ocasión, donde el delantero pepinero libre de marca remató en área pequeña pero su disparo incomprensiblemente se fue desviado.

En los últimos compases del choque el Leganés no conseguía pisar con tanta facilidad el área visitante, ya que les fallaba el físico después del tremendo esfuerzo que habían hecho durante todo el encuentro y no conseguían robar el balón al Madrid, que se dedicaba a mantener el balón con posesiones largas. Sin embargo, en la ultima jugada del encuentro Óscar Rodríguez tuvo la última ocasión del partido que culminó una gran jugada individual con un disparo que se fue muy desviado de la meta de Areola. Finalmente, el partido concluyó con el resultado de 2-2.

La Liga Santander termina para ambos equipos, y desde Tribuna Madridista queremos mandar todo nuestro apoyo y fuerza al Leganés y todos sus aficionados después de consumarse después del resultado de 2-2 el descenso a la Liga de Plata por parte del equipo pepinero, donde seguro que volveréis a ser de Primera.

About Jorge Gómez-Manzanilla