kb

Crónica: La mala suerte y los postes impiden que el Madrid consiga los tres puntos

Redacción: Rubén López

 

Empate sin goles entre Real Madrid y Athletic de Bilbao en el partido correspondiente a la decimoctava jornada de La Liga Santander, donde la mala suerte frenó a los hombres de Zidane con tres disparos al poste. Con el resultado de 0-0, el Madrid se despide de 2019, donde la afición esperaba conseguir los tres puntos tras las buenas actuaciones anteriores del equipo merengue.

El técnico madridista, Zinedine Zidane apostó por un 4-3-3 con las novedades de los brasileños Militao, Vinicius y Rodrygo. Gaizka Garitano, entrenador del Athletic introdujo modificaciones en su once con tres defensas y dos carrileros.

El choque comenzó con un dominio aplastante del Madrid agobiando al conjunto visitante, que esperaba atrás para poder salir a la contra con balones a la espalda de la zaga madridista para su jugador más veloz, Iñaki Williams. En el minuto dos Vinicius gozó de la primera ocasión madridista pero su disparo se fue muy desviado de la meta de Unai Simón, prueba de que el encuentro iba a ser un monólogo blanco.

En el minuto 11 el Madrid tuvo la mejor oportunidad del partido de nuevo en las botas del brasileño, que tras una buena presión alta provocando el error de la zaga visitante, el balón suelto le quedó a Vinicius que conectó con Benzema con una buena pared donde en el uno contra uno, el portero visitante Unai Simón realizó una muy buena parada. El dominio madridista seguía reflejándose en el césped y en el minuto 16 el alemán Toni Kroos tras realizar una gran jugada individual que en el mano a mano frente a Unai Simón, este último realizó una buena parada golpeando el balón en el poste.

La primera ocasión del conjunto bilbaíno fue en el minuto 19 en las botas de Iñaki Williams, debido a una pérdida en la salida de balón de Fede Valverde, donde el esférico le quedó suelto a Raúl García que conectó con Iñaki realizando un gran disparo, provocando que Courtois interviniera de manera brillante.

Con la ocasión del conjunto visitante, el Madrid se atemorizó causando que no tuviera ocasiones con tanta asiduidad, pero en el minuto 31 Benzema enganchó un cabezazo que paró de manera sensacional Unai Simón. Acto seguido, Unai Núñez sacó bajo palos un disparo de Benzema y en la segunda jugada el balón suelto le cayó a Vinicius que no aprovechó la ocasión a puerta vacía. En el minuto 37 de nuevo el galo conectó un cabezazo a centro de Rodrygo que atajó sin problemas el guardameta visitante. Sin embargo, a pesar del dominio madridista durante los primeros 45 minutos, el Athletic Club de Bilbao encontró la recompensa del gol en las botas de Kenan Kodro, pero el tanto fue invalidado por posición antirreglamentaria. Con el empate a cero se llegaba al descanso.

La segunda mitad comenzaba de la misma manera que la primera con un dominio absoluto de los jugadores de Zidane, pero sin gozar de tantas ocasiones como en los primeros 45 minutos. En el minuto 58 llegó de nuevo otra ocasión clarísima para los merengues tras un saque de esquina botado por Kroos rematado por Nacho que había sustituido a Militao por un golpe en la cara, donde su cabezazo se fue contra el larguero. En el minuto 64 Karim Benzema tras desmarcarse de manera sensacional al espacio recibió un pase profundo que de primeras ejecutó un disparo al palo largo, pero de nuevo Unai Simón realizó una parada brillante.

El encuentro entró en una fase en la que el Madrid estaba impreciso para llegar a la meta visitante, faltándole ese último pase para intentar abrir el marcador. Por su parte, el conjunto de Bilbao solamente conseguía llegar a inmediaciones de Courtois a través de jugadas aisladas pero que no llevaban ningún peligro para la zaga madridista.

En el tramo final del choque Luka Jovic tuvo en su cabeza la última ocasión madridista, pero su remate golpeó en el poste, el tercero de la noche provocando la desesperación de toda la hinchada madridista. En los últimos minutos del partido, los hombres de Zidane lo intentaron de todas las maneras poniendo a Ramos de delantero, pero no le llegaron buenos centros laterales para intentar abrir la lata. Finalmente, en el minuto 94 Villalibre conectó un gran testarazo que fue detenido de manera brillante por el portero madridista. Con el empate sin goles se llegó al final del encuentro.

Con este punto, el Madrid se aleja del Barcelona que ayer saldó con victoria su partido frente al Alavés, despidiéndose de este año con un sabor agridulce después de los buenos partidos anteriores.

About Jorge Gómez-Manzanilla