clasico

Crónica: Empate que sabe a poco

Redacción: Rubén López

 

Empate sin goles en el Clásico que deja insatisfechos a ambos equipos, donde el conjunto dirigido por Zidane fue dueño y señor del choque y se mereció la victoria, donde unas veces por la falta de puntería y en otras ocasiones por decisiones arbitrales no pudo llevarse los tres puntos del Camp Nou. Con el reparto de puntos La Liga sigue igual.

Para este encuentro el técnico Zidane alineó un 4-4-2 para controlar el centro del campo con la novedad de Isco por Modric y Bale por Rodrygo, y así sucedió, un Madrid dominador en todos los aspectos durante los 90 minutos. Por su parte, el conjunto culé dirigido por Valverde salió de inició con su once de gala con la inclusión de Semedo a causa de la ausencia de Busquets.

El encuentro comenzó con dos equipos temerosos con posesiones largas y sin conceder riesgos con pases de seguridad para intentar encontrar espacios. Con el paso de los minutos el balón fue blanco, en algunos momentos un monólogo madridista. La primera ocasión madridista fue de Benzema en el minuto 9 tras una buena jugada colectiva culminada por el galo a taconazo de Isco, pero Ter Stegen detuvo de manera sensacional.

La ocasión más clara madridista fue a la salida de un córner rematado por Casemiro que sacó bajo palos Piqué, en esa misma jugada Lenglet realizó una entrada peligrosa en el muslo de Varane, realizando de esta manera un penalti CLARÍSIMO visualizado por el VAR, ya que el colegiado del partido se echó la mano al pinganillo para saber lo que le decían desde la sala VOR, pero incomprensiblemente el árbitro no decretó pena máxima. Además, en el saque de esquina posterior a éste, hubo otra jugada polémica debido a un agarrón de Rakitic sobre Varane, donde de nuevo el árbitro del partido no señaló el punto de penalti.

El Real Madrid seguía encadenando numerosas ocasiones, volcando su juego por la banda izquierda de Mendy, ya que Messi no le seguía poniendo balones al área, pero donde un Piqué inconmensurable durante toda la noche despejó todos los balones aéreos. En el minuto 25 el conjunto madridista gozó de otra buena ocasión en las botas de Casemiro, pero su disparo fue desviado de manera brillante por el portero culé. En el minuto 30 llegó la primera oportunidad clara a favor del conjunto local con Jordi Alba ganando la espalda a Carvajal poniendo un centro peligroso que fue desviado por Courtois, pero en la segunda jugada el balón le cayó a Messi donde su disparo fue despejado por Ramos bajo palos. La réplica madridista no se hizo esperar, ya que en la siguiente jugada Fede Valverde enganchó una volea fabulosa que se fue por muy cerca de la meta de Ter Stegen.

El conjunto madridista gozaba de más ocasiones que el equipo local, pero el conjunto azulgrana dependía de la “magia” de su capitán y en una gran jugada individual del argentino conectando como siempre con Jordi Alba que en el uno contra uno frente a Courtois su disparo “mordido” se marchó desviado. En el tramo final de la primera mitad llegó la última ocasión madridista en las botas de Fede Valverde, donde el portero alemán del conjunto catalán realizó una parada excelsa. Con el resultado de 0-0 se llegó al descanso.

La segunda parte comenzaba con la misma tónica que la primera mitad, pero sin gozar de tantas ocasiones como durante los primeros 45 minutos. La primera ocasión madridista fue de Gareth Bale en el minuto 67, donde en un buen contrataque blanco con un Benzema espectacular aguanta el balón descargando a los jugadores de segunda línea donde el balón terminó en las botas del galés que conectó un disparo que se fue cerca de la meta de Ter Stegen.

La primera ocasión blaugrana en la segunda mitad llegó en el minuto 72 protagonizada por Frenkie de Jong, llegando desde segunda línea donde su disparo fue atajado sin problemas por el portero belga. En el minuto 72 llegó el premio al buen juego del Madrid, tras un gran pase de Casemiro a Mendy, donde el lateral francés realiza un gran pase para Gareth Bale que define a puerta vacía, pero el juez de línea invalidó el tanto por posición antirreglamentaria muy justa que fue ratificada por el VAR. En los minutos finales del choque, éste se convirtió en un ida y vuelta provocando numerosos espacios a la espalda de las defensas, pero donde ningún equipo supo aprovecharlo terminando el encuentro con el empate sin goles. Un resultado injusto, donde el equipo de Zidane se mereció la victoria porque fue el único equipo que quiso ganar y propuso fútbol.

Este empate refuerza al Madrid, debido a la imagen mostrada y más en un campo tan complicado como siempre lo es el Camp Nou, y perjudica al Barcelona ya que el conjunto culé ha demostrado una imagen muy pobre, donde deberá mejorar por si quiere llegar lejos esta temporada.

About Jorge Gómez-Manzanilla