equipo

Crónica: El Real Madrid va muy en serio en esta Supercopa

Redacción: Rubén López

 

El Real Madrid se clasificó para la final de la Supercopa de España tras ganar por 3-1 al Valencia, demostrando una sensación de superioridad durante todo el partido. El rival del Madrid saldrá mañana del duelo que enfrenta al Atlético de Madrid y Barcelona que se disputa a las 20:00 horas. Los autores de los tantos del Real Madrid fueron obra de Kroos, Isco y Modric, mientras que el gol del Valencia fue materializado por Parejo de penalti.

El técnico madridista, Zinedine Zidane sorprendió con su once inicial alineando un 4-5-1 formado por: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Mendy; Casemiro, Kroos, Valverde, Modric, Isco y Jovic.

El entrenador che, Albert Celades también alineó un once poco habitual con un 4-3-3, dejando a Maxi Gómez en el banquillo en lugar de Gameiro, y formando un trivote en el centro del campo compuesto por Kondogbia, Coquelin y Parejo, con el objetivo de poner músculo en el medio dificultando la labor de los jugones del Madrid, pero que a la hora de la verdad no lograron impedirlo.

El choque comenzó con un dominio de la posesión aplastante a favor del Madrid con un Valencia muy replegado en su área y con muchas dificultades para hilvanar jugadas colectivas y poner en peligro a la zaga madridista. Las primeras oportunidades madridistas no se hicieron esperar, ya que en los primeros compases del partido tanto Casemiro como Valverde probaron fortuna con dos disparos lejanos que se fueron desviados de la meta de Doménech. La mejor ocasión de los de Zidane tuvo lugar en el minuto 4 tras un cabezazo de Varane a centro lateral de Casemiro que obligó al portero valencianista a hacer una gran parada de reflejos.

El sometimiento que estaba sufriendo el Valencia a costa del Madrid no cesaba, y en el minuto 14 tras un despiste increíble de todo el conjunto che que mientras protestaba al árbitro, el alemán es el más listo de la clase y realiza un saque de esquina espectacular para marcar un gol olímpico poniendo de esta manera el 1-0 en el marcador, resultado justo por lo reflejado sobre el césped.

Con el tanto del alemán, el partido se tranquilizó bastante y el dominio del Madrid no se transformaba en ocasiones, sino que el equipo de Zidane combinaba para dormir el partido ya que estaban muy cómodos ante un Valencia irreconocible que no llevaba peligro al contrataque, siendo éste una de las señas del conjunto de Celades. Sin embargo, en el minuto 28 Kevin Gameiro, gozó de una buena ocasión tras colarse en el área madridista, pero su disparo se fue muy desviado de la meta de Courtois que era un espectador más.

El equipo de Zidane se armaba de paciencia con posesiones muy largas, en busca de espacios y del momento exacto para hacer daño a la zaga local. De esta manera, llegó el segundo tanto a favor del Real Madrid con un pase de Carvajal a la espalda de la zaga valencianista, donde Valverde ganó línea de fondo colgando un balón que fue rematado por Modric pero su disparo fue taponado por Garay, sin embargo en la segunda jugada Isco consiguió poner el 2-0 con una muy buena definición ante la que nada pudo hacer Jaume Doménech.

En los últimos compases de la primera mitad, el Madrid gozó de una ocasión clarísima para haber finiquitado el encuentro en la cabeza de Isco que golpeó en la madera un buen cabezazo tras un córner botado por Kroos, además el rechace le cayó a Jovic que no pudo conseguir el gol debido a una parada espectacular de Jaume con el pie. Con el monólogo del Madrid y el 2-0 favorable para los de Zidane se llegaba al descanso.

Durante la segunda parte se esperaba un guión de partido distinto, pero no fue así ya que el Madrid se hizo de nuevo dueño y señor del balón, a pesar de que el Valencia adelantó la línea defensiva y propuso una presión adelantada, pero lo propuesto por Albert Celades no surgía efecto y no se reflejaba sobre el tapete. Además, todas las ocasiones eran madridistas como las de Isco en el minuto 57 tras una jugada individual fantástica, pero donde su disparo se fue muy arriba de la portería che, y la de Fede Valverde en el 59 con un disparo muy bueno que se fue rozando el poste a pase de Luka Modric.

En el minuto 64 llegó el tercer gol del Madrid, merecido debido al buen juego desplegado por los de Zidane. El tanto fue obra de Modric tras un golpeo maravilloso con el exterior, dibujando una rosca preciosa con la que Jaume Doménech no pudo hacer nada a pesar de su estirada.

En los últimos minutos, el Valencia tuvo varias ocasiones con el objetivo de maquillar el resultado fruto de la relajación del Madrid que viéndose con un resultado tan favorable bajaron el ritmo, mediante varios disparos de Maxi Gomez que había entrado en sustitución de Kondogbia, pero sin peligro para Courtois.

Finalmente, el conjunto che tuvo su recompensa y recortaron distancias tras un penalti por mano de Ramos que fue señalado por el VAR, el gol fue obra del ex madridista Parejo que lo transformó de manera magistral. Con el resultado de 3-1 se llegaba al final del encuentro.

Con este resultado el Madrid sella su pase a la final de la Supercopa que se disputará el domingo a las 19:00 horas, llegando a la disputa del primer título del año en el mejor momento de la temporada, y es que el equipo de Zidane suma ya 15 partidos sin conocer la derrota. Este Madrid convence e ilusiona.

About Jorge Gómez-Manzanilla