james

Crónica: El Madrid pasa a octavos con un Brahim sobresaliente

Redacción: Rubén López

 

El Real Madrid se ha clasificado para octavos de final de la Copa del Rey tras ganar por 1-3 al Unionistas de Salamanca, un partido que se le complicó al Madrid en algunos momentos, pero donde la calidad de los blancos, en particular de Brahim con un doblete dio la clasificación a los hombres de Zidane. Los tantos madridistas fueron obra de Bale y de Brahim por partida doble, mientras que el tanto de los locales fue de Álvaro Romero.

El técnico madridista, Zinedine Zidane alineó al once previsible como predijimos en la previa, salvo la presencia de Benzema en detrimento de Jovic. Por su parte, el entrenador local salió con su once de gala para intentar dar la campanada y regalar una alegría a su afición.

El partido comenzó muy intenso con un Madrid impreciso intentando aclimatarse al césped y a las dimensiones del terreno de juego ante un conjunto local correoso con una presión alta intentando asfixiar la salida de balón madridista. Sin embargo, en el minuto 17 Gareth Bale abrió la lata tras un centro del colombiano James donde el galés aprovechó un mal despeje de la zaga local para batir con un disparo raso al portero local.

Después del gol, el conjunto salmantino tuvo una buena ocasión en las botas de Góngora con un disparo lejano que obligó a Areola a hacer una buena intervención. Tras estos dos fogonazos, el partido entró en una fase de más control por parte madridista intentando buscar huecos en la zaga local, a través de James muy activo durante los primeros 45 minutos y de Vinicius que era el único que encaraba a su marca, pero con poca fortuna. En el minuto 36 llegaría una buena ocasión para los blancos en las botas de James tras una buena combinación con un pase alto al hueco de Casemiro para el colombiano que conectó una bonita vaselina en una posición escorada, pero se topó con el larguero. Con el resultado de 0-1 favorable al Madrid y con muy pocas ocasiones se llegaba al descanso con un conjunto local dando la cara en todo momento.

La segunda mitad comenzó con una ocasión muy buena de James Rodríguez a centro de Vinicius, sin embargo, el colombiano con todo a favor realizó un disparo que fue detenido de manera sensacional por Brais Pereiro. En el minuto 52 llegaría un momento importante en el partido con la entrada de Brahim, protagonista de la noche en sustitución del lesionado Bale.

En el minuto 57 llegaría la sorpresa en el partido debido al gol de Álvaro Romero con una muy buena jugada individual que la culminó con un gran disparo imparable para Areola. Con este gol llegaría la ilusión a las gradas salmantinas con gritos de: “¡sí se puede!” provocando de esta manera el nerviosismo en el madridismo. Sin embargo, la satisfacción del gol local duró poco, ya que tan sólo cinco minutos más tarde Brahim dio de nuevo ventaja a los merengues después de un barullo en el área.

A pesar del gol madridista, Unionistas no le perdía la cara al partido y Carlos de la Nava gozó por partida doble de dos muy buenas ocasiones para empatar de nuevo el choque, pero en ambas acciones Areola estuvo sensacional desbaratando el peligro.

En el tramo final del encuentro el despliegue físico por parte del conjunto local se hizo notar, ya que no tenían chispa para llegar a las inmediaciones del área madridista, sin embargo el resultado era corto y en cualquier jugada aislada podía llegar el empate, debido a la triple ocasión errada de Brahim con un disparo que se fue contra la madera, el cabezazo de Vinicius a centro de Carvajal y el rechace de Jovic al palo, pero consiguieron aumentar la renta en el minuto 92 con el tanto de Brahim con una jugada individual maravillosa y finalizada con un disparo cruzado imposible para el portero salmantino. Con el resultado de 1-3 se llegó al final del partido y el Madrid pasa de ronda a octavos donde el viernes a las 13:00 horas tendrá lugar el sorteo y se conocerá el rival de los hombres de Zidane.

About Jorge Gómez-Manzanilla