1422531325_extras_noticia_foton_7_1

ANCELOTTI QUIERE VOLVER AL EQUILIBRO

Redacción:Noelia Pinto Cervero-LaTribunaMadridista

Si hay una palabra que se repite de forma sistemática en las ruedas de prensa de Carlo Ancelotti es equilibrio. El técnico no lo tiene fácil, ya que la presencia en su plantilla de Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema le ‘obliga’ a jugar siempre que puede con tres delanteros. Lo que equivale a hacerlo también con tres centrocampistas. Sin embargo, la mejor racha de juego y resultados del Madrid se produjo cuando dispuso al equipo en un 4-4-2.
La baja de Cristiano volverá a obligar a Ancelotti a hacer de la necesidad virtud. No es la primera vez que ocurre esta temporada. A mediados de octubre, Gareth Bale regresó lesionado después de jugar con Gales ante Chipre, en partido de clasificación para la Eurocopa de Francia 2016. Sufrió una lesión en el músculo piramidal derecho que le mantuvo alejado de los terrenos de juego más de cuatro semanas.
Ya antes de la lesión de Bale, Ancelotti optó por el 4-4-2 en la visita al Levante (0-5), con Chicharito y Ronaldo en punta y un centro del campo formado por Kroos, Modric, James e Isco. Tras el percance del galés, repitió fórmula en la primera ‘semana grande’ del Madrid en la temporada 14-15, la de los partidos ante Liverpool y Barça. Ancelotti repitió centro del campo en Anfield, ante el Liverpool (0-3) y ante el Barcelona (3-1), en los que quizá hayan sido las actuaciones más completas del equipo en el curso. Sin Bale, el 4-4-2 se mantuvo ante el Cornellà (Copa), el Granada (Liga), y el Liverpool (Champions). Bale regresó ante el Rayo, más de un mes después de su lesión. Y lo hizo marcando (5-1). Pero el equipo se sobrepuso bien a su ausencia.

Illarra por Cristiano
Ahora, con la sanción a Ronaldo, Ancelotti parece tener decidido recuperar ese 4-4-2 que tanta solidez (y excelentes resultados) dio a su equipo. El elegido para cubrir la vacante del portugués sería Asier Illarramendi, lo que, en teoría, podría permitir a Kroos liberarse de algunas de la ataduras de la posición de mediocentro puro. Una solución que, pese a la innegable importancia de Cristiano en el ataque blanco, puede contribuir dar al equipo ese equilibrio que busca siempre Ancelotti en un tramo de la temporada en el que han aparecido ciertas dudas después de la espectacular racha de 22 victorias consecutivas que se truncó en Valencia y del KO copero ante el Atlético.

 

About admin