1392689305_888185_1392689439_noticia_grande

AL MADRID NO LE TIRAN

Redacción:Noelia Pinto Cervero-Latribunamadridista

Los números del Madrid en defensa son espectaculares. Enero lo cerró con cero goles en contra y en febrero sumó sólo tres, dos de ellos firmados por el Villarreal en acciones fabulosas. La media de disparos recibidos en la portería del Madrid en enero fue de 1,5 y en febrero de 2,3. Es decir, en 2014, está en 1,8. En septiembre la media era de 7,7 y en octubre, de 5. Desde noviembre, cuando entró Xabi Alonso al equipo, la seguridad ha ido en aumento, apoyada en el ‘muro de siete’ del 4-3-3 de Ancelotti.

Desde el 2-3 ante el Rayo el 3 de noviembre, el Madrid ha recibido cada mes la siguiente cadencia de goles: seis, cuatro, cero y tres. Frente a estos números, en septiembre encajó ocho goles y otros ocho en octubre. Diego López y Casillas apenas tienen ahora trabajo, ya que los rivales no consiguen disparar con la facilidad de los primeros compases. En septiembre, el Betis disparó 11 veces, el Granada 9 y el Villarreal 19. En la vuelta, el Betis una, el Granada 2 y el Villarreal, 3.

Pepe y Ramos. La labor de recuperación de balón en la medular y la defensa es impecable. Modric, Xabi y Di María facilitan el trabajo a Ramos y Pepe, dos centrales ahora a pleno rendimiento. El de Camas anda potente y seguro; el portugués, con 30 años, está rapidísimo como se vio en Getafe, rectificando un error en un sprint impresionante cuando Diego Castro iba a marcar. El Madrid se siente seguro.

Así funciona el 4-3-3 que trae equilibrio al once de Ancelotti

El dibujo de seguridad se fundamenta en dos líneas de siete, a las que se incorpora Bale bajando por su banda, para permitir que Modric se sitúe más por dentro y Xabi Alonso haga de auténtico escudero de los centrales.

Aunque el modelo tenga una apariencia defensiva, su elasticidad permite el despliegue rápido y efectivo hacia el área contraria. El Madrid consigue un equilibrio sin distancias entre líneas, con Xabi Alonso en hombre bisagra, permitiendo que a sus lados haya mucho movimiento de arriba a abajo. En esta faceta están destacando Di María y, sobre todo, la capacidad de organización de Modric.

Con este 4-3-3, Ancelotti ha encontrado un equipo fuerte y cohesionado, al que es muy difícil crearle ocasiones de gol. La apuesta empezó a fraguarse en noviembre con la entrada de Xabi al once y en estos momentos se encuentra a pleno rendimiento defensivo, justo cuando llega el tramo decisivo de la temporada.

 

About admin